El CDHZL condena el asesinato de cinco integrantes de la CRAC a manos de policías y militares

martes, 9 de enero de 2018 · 13:36
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El Centro de Derechos Humanos “Zeferino Ladrillero” (CDHZL) repudió y condenó la muerte de cinco integrantes de la policía de la Coordinadora Regional de Autoridades Comunitarias (CRAC) en Cacahuatepec, Guerrero, y la detención de al menos 30 personas, entre ellas los defensores de la tierra Marco Antonio Suástegui y Vicente Suástegui, quienes se encuentran desaparecidos. En un comunicado, el CDHZL recordó que el pasado domingo 7 elementos de las policía Estatal y Federal, así como integrantes de Ejército mexicano, con apoyo de un grupo de civiles armados, perpetraron los hechos señalados. El coordinador del organismo, José Antonio Lara Duque, denunció que “la maquinaria de la seguridad nacional” asesinó ese día a ciudadanos al incursionar en las casas sin orden judicial y detuvo ilegalmente a 30 personas violando sus derechos humanos y poniendo en riesgo su integridad física y emocional. Los militares y policías, añadió, violaron su derecho a la vida y al debido proceso, al ser incriminados injustamente, ya que horas después de ocurridos los hechos –subrayó—“los compañeros continúan incomunicados, sin saber los delitos por los cuales son acusados”. Lara Duque recodó que durante más de 15 años la comunidad de Cacahuatepec se ha mantenido en pie de lucha para detener el proyecto de la presa de La Parota, pese a la represión, la violencia y la criminalización de los gobiernos estatal y federal. Y destacó que, de acuerdo con dirigentes de la comunidad, “en años anteriores se han vivido una serie de actos de violencia en contra de defensores de la tierra, que ahora se intensifican con asesinatos y detenciones de habitantes de la región”. Esas comunidades, advirtió, enfrentan ahora una mayor amenaza al ser legalizada la intervención armada para reprimir a los pueblos mediante la Ley de Seguridad Interior aprobada a finales del año pasado. “La grave situación que se ha vivido es la clara muestra del peligro que representa la intervención del ejército en nuestros territorios”, apuntó. El abogado precisó que se han cometido asesinatos y desapariciones contra quienes ejercen el derecho a la libre determinación, a las formas propias de vida y de organización. Eso, apuntó, “nos muestra que el Estado mexicano utiliza de manera sistemática todas sus instituciones para imponer sus proyectos, asesinar y violentar a los pueblos en sus derechos, y ser servicial del poder económico permitiendo el despojo”. Finalmente, exigió la presentación y libertad inmediata de los detenidos y desaparecidos e hizo responsable a los gobiernos federal y estatal de la integridad física y emocional de esas personas. De igual manera, hizo un llamado a los organismos internacionales de derechos humanos para que intervengan y se garantice la integridad y el respeto de los derechos humanos de sus compañeros.

Comentarios