Morena monta campamento en Congreso de Veracruz; Yunes les llama 'porros” e 'ignorantes”

miércoles, 31 de octubre de 2018
XALAPA, Ver. (apro).- Simpatizantes, diputados electos  y salientes de Morena montaron un campamento dentro y fuera del Congreso local para evitar que la Junta de Coordinación Política -en su mayoría panista- convoque a una Sesión Extraordinaria para desincorporar inmuebles estatales y darlos en comodatos o en donación a Ayuntamientos gobernados por Acción Nacional. El campamento en el recinto legislativo, donde ya se montó una taquería móvil y ollas de tamales para alimentar a la militancia, ya cumplió 36 horas. A decir del coordinador de la bancada de Morena, Zenyazen Escobar el “bloqueo legislativo” durará hasta el próximo fin de semana, cuando se tenga que renovar el Poder Legislativo, ya con mayoría de Morena. Por dicho “encadenamiento” y cierre del pleno legislativo, el gobernador de Veracruz -cuyo cargo fenece el próximo primero de diciembre- llamo “porros” e “ignorantes” a los diputados de Morena. “Y si el Poder Legislativo está encadenado, si así va a continuar, y los nuevos diputados no van a tomar posesión y el nuevo gobernador no podrá ir también al Congreso. Me parece que sí esto es lo que le espera a Veracruz en el futuro, que lamentable futuro vivirá nuestro estado”, fustigó Yunes en el Puerto de Veracruz. El mandatario estatal insistió en que la desincorporación de bienes se hacía -dijo- a petición de los presidentes municipales, quienes deseaban invertir recursos públicos en remodelaciones o mejoras físicas. La diputada local panista, María Josefina Gamboa, quien hace un par de días cometió el lapsus brutus de decir a la prensa, que López Obrador era un autoritario por haber invitado a Hugo Chávez -expresidente de Venezuela fallecido hace cinco años- a su toma de protesta y a visitar México, lamentó que por la toma de los legisladores de Morena, 200 empleados del Congreso local no podrán ser liquidados conforme a la ley, pues a partir del fin de semana, la nómina del Poder Legislativo será otra. Con la administración panista-perredista en el ocaso después de haber tenido el control de Veracruz por dos años, Zenyazen Escobar denunció un “agandalle” y un “saqueó de último minuto” por parte del gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares para favorecer a alcaldes emanados de su instituto político. Escobar señaló que la bancada de Acción Nacional pretende “enajenar” inmuebles y centros comerciales a los Ayuntamientos panistas de Veracruz y Boca del Río, en donde gobiernan el hijo del gobernador, el edil Fernando Yunes y Humberto Alonso Morelli. Entre los inmuebles a “desincorporar” -de acuerdo con la bancada de Morena- destacan el centro comercial Plaza Mocambo, el balneario Mocambo, la casa Agustín Lara, el Acuario de Veracruz, el Auditorio Benito Juárez entre otros inmuebles y plazas públicas que generan impuestos e ingresos a favor del estado, pero que ahora sería en beneficio de los Ayuntamientos. En la próxima legislatura, el control político del Congreso Local pasará a ser de Morena, razón por la que intentan evitar a toda costa una última sesión legislativa con mayoría de integrantes de Acción Nacional. Zenyazen Escobar expuso que sin avisar la fracción legislativa del PAN metió dictámenes de últimos momento sin cumplir con el protocolo de pasar por las comisiones correspondientes y de ahí la ilegalidad. “No vamos a permitir mayores saqueos de los veracruzanos. Son 36 dictámenes que metieron la vez anterior que era de Hacienda Municipal del Estado y están tratando de meter las donaciones de bienes e inmuebles.” En sus redes sociales, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Sergio Hernández aseguró que aún no existía orden del día de la última sesión extraordinaria. Hernández volvió a insistir en abrir un frente de diálogo y en evitar la confrontación, desde su cuenta de Twitter y a través de voceros alternos lamentó que por el bloqueo integrantes de la nueva legislatura, no han podido entregar su documentación correspondiente.

Comentarios