En obras públicas, detectan las primeras anomalías de Graco Ramírez

viernes, 5 de octubre de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobierno de Cuauhtémoc Blanco ya se topó con un faltante en las arcas por alrededor de 300 millones de pesos, así como con irregularidades en algunas obras. El hallazgo lo hizo el secretario de Obras Públicas, Fidel Giménez Valdés, quien denunció que se detectaron anomalías en obras como la nueva sede del Congreso local, el edificio del Tribunal Superior de Justicia ubicado en las inmediaciones del penal de Atlacholoaya, y en la nueva sede del Tribunal Unitario de Justicia para Menores. “Una información de primera mano, es que hay un adeudo de alrededor de 300 millones de pesos, que algunas obras tienen problemáticas y cuestiones que estamos investigando, hemos pedido los expedientes únicos y los auditores ya están trabajando en ello”, dijo el funcionario. Por ello, anunció que se va a hacer una revisión física y financiera de cada una de las obras que se ejecutaron en los últimos seis años a fin de contar con un diagnóstico firme. Giménez Valdés refirió que, en su caso, no hubo proceso de entrega-recepción. Dijo que sólo su predecesora, Patricia Izquierdo Medina, sólo le entregó una “tarjeta informativa”. Las auditorías no serán sólo para la revisión del proceso de entrega-recepción, sino que incluirán revisiones físicas in situ y financiera de cada una de las obras que se supone se ejecutaron en el gobierno de Graco Ramírez, los últimos seis años, para poder tener un diagnóstico completo. Además, aseguró que ha estado recibiendo desde el primer día a grupos de personas que tienen demandas en materia de infraestructura a lo largo y ancho de la entidad. “Hemos estado recibiendo a una gran cantidad de personas por diversos motivos, algunos comisariados ejidales que tienen algunas quejas, en fin, hemos estado abiertos a la gente y tratar de ser cercanos y sencillos como lo es nuestro Gobernador”, concluyó.

Comentarios