Estudiantes y pobladores marchan contra la inseguridad en Tehuacán

lunes, 8 de octubre de 2018
TEHUACÁN, Pue. (apro).- Miles de habitantes de esta localidad, en su mayoría estudiantes de diversas instituciones educativas, marcharon para protestar por los asesinatos de Aldo Jiménez, alumno del Instituto Tecnológico de Tehuacán, y de José Roberto Arellano, empresario maquilero, ocurridos en los últimos días en distintos hechos de violencia. En días anteriores, los vecinos de Tehuacán se manifestaron luego de que, frente a una escuela primaria, fueron ejecutados a balazos dos integrantes de un grupo delictivo, justo a la hora de salida de clases. El pasado 4 de octubre, Aldo Jiménez fue apuñalado por sujetos que intentaron asaltarlo, cuando junto con otro compañero, caminaban cerca del centro escolar. Al día siguiente, José Roberto Arellano fue herido por arma de bala por sujetos que lo trataron de interceptar, como parte de un presunto asalto. En este municipio, desde el pasado 23 de agosto, el gobierno estatal, a través de la Secretaría de Seguridad estatal, tomó el control de la seguridad y vigilancia con el argumento de los altos índices delictivos, pero en lugar de reducirse, la violencia se ha incrementado. En la marcha de este lunes, con una participación de jóvenes sin precedentes en esta localidad, Carlos Armando Méndez, presidente del Comité de la Sociedad de Alumnos del Instituto Tecnológico de Tehuacán, leyó un pronunciamiento en el que se planteó la instalación de retenes de la Secretaría de Marina (Semar) en las entradas de la ciudad. También pidieron la contratación y capacitación de más policías, luego de que la ciudad es vigilada por sólo 200 elementos, cuando existen más de 300 colonias. Además, propusieron realizar operativos de revisión a vehículos y motocicletas sospechosos. Los participantes en la marcha lanzaron un ultimátum a las autoridades estatales, municipales y federales para que, en un plazo de 24 horas, se tomen acciones que garanticen la seguridad de los ciudadanos. De no hacerlo, advirtieron que emprenderán otro tipo de movilizaciones ciudadanas hasta que las autoridades cumplan con su deber de proporcionar seguridad a la población. Inseguridad La inseguridad ha hecho crisis, no sólo en Tehuacán, sino en toda la entidad. En esta ciudad, la mañana de este lunes fue asesinado a balazos un joven de 23 años identificado como Estéfano Alvarado Granados, cuando se encontraba en una zona de comida afuera de la Universidad Iberoamericana. La balacera registrada en esta zona cercaba al plantel generó pánico entre los padres de familia, pues ocurrió a la hora que muchos de los jóvenes acuden a ese lugar a comprar alimentos. La rectoría de la Ibero emitió un comunicado para aclarar que ningún estudiante de esa institución había resultado herido en estos hechos. Sin embargo, para no interferir en la actuación de las autoridades en las diligencias del caso, determinó la suspensión de clases. De acuerdo con los primeros reportes, desde un vehículo en marcha, sujetos armados dispararon contra el joven que se encontraba en ese momento en una mesa del lugar con su novia y otras personas. Otra persona resultó herida, pero hasta ahora no se ha proporcionado su identificación. Alvarado Granados era dueño del puesto de comida llamado Chicke N’ Waffle, donde fue asesinado. Además del estudiante de Tehuacán, otros dos alumnos han muerto en los últimos días en esta entidad. El estudiante de la Universidad de Ciencia y Tecnología (UDES), José Andrés de Larrañaga Canalizo, de 20 años y originario de Tuxtepec, Oaxaca, fue secuestrado y asesinado por tres de sus compañeros que pretendían pedir medio millón de pesos por su rescate. En el municipio de San Juan Atenco, otro estudiante del Instituto Tecnológico de Ciudad Serdán fue levantado y ejecutado la noche del pasado miércoles por un grupo de sujetos vestidos de policías.

Comentarios