Estudio de 1 mdd "revela" múltiples fallas en los sistemas de seguridad de Nuevo León

lunes, 8 de octubre de 2018
MONTERREY, NL (apro).- La empresa extranjera Exiger Advisory reveló que los sistemas de seguridad en Nuevo León tienen “múltiples fallas”, entre ellas la falta de comunicación entre las dependencias estatales, carencia de personal para recibir llamadas de emergencia, autogobierno en penales y falta de custodios. La compañía originaria de Nueva York, que desde el año pasado analiza la forma en que el gobierno estatal trabaja para enfrentar la violencia, propuso desmilitarizar a la policía, pues la forma de combatir el crimen ahora –abundó-- no es la misma que la de hace algunos años, cuando hubo una crisis delictiva en la entidad. Como resultado del estudio, que tuvo un costo de un millón de dólares (la mitad pagada por la iniciativa privada y la otra mitad por el gobierno estatal), se estableció que existen tres problemas básicos de los que se derivan los demás: En primer lugar, no se optimiza el uso de los sistemas de inteligencia, además de que se desdeñan las técnicas modernas de investigación, y tampoco existe una comunicación entre las diferentes dependencias del área de seguridad. Luego de que los directivos de la empresa neoyorquina presentaron el estudio en palacio de gobierno, la tarde de este lunes, se pidió a las policías municipales involucrarse más en el combate al crimen, y a los agentes del Ministerio Público (MP) que hagan su trabajo para la prevención del delito. A través de una herramienta de medición denominada Compstat (Estadísticas Comparadas), Exiger Advisory detectó que en Nuevo León existe una baja tasa de condenas, pues sólo al 6% de los procesados se les encuentra culpables. Aunado a ello, los 600 agentes del MP que trabajan en la Fiscalía de la entidad son insuficientes para procesar a todas las personas imputadas. Para hacer más eficiente el combate a la criminalidad, la empresa sugirió el uso de agentes encubiertos, informantes (testigos) arrepentidos e intervenciones de llamadas telefónicas, como una forma de utilizar nuevos métodos y tecnologías para bajar las estadísticas de los crímenes. Con relación al trabajo de la Policía, los expertos indicaron que la Fuerza Civil se militarizó en los tiempos en que hubo mayor violencia en las calles, pero ahora que la exhibición de fuerza de los delincuentes ha disminuido, debe haber más cercanía con la comunidad, con más agentes de a pie y menos amenazadores. Sobre los problemas que enfrentan las dependencias, mencionaron que existe falta de confianza entre las secretarías y la Fiscalía para compartir información que puede ser de utilidad, por lo que demandaron un mayor acercamiento y menor celo. En el rubro penitenciario, Exiger Advisory señaló que hay sobrepoblación y autogobierno, pues en las cárceles de Topo Chico, Apodaca y Cadereyta, administradas por la entidad, no se permiten programas sociales, de cultura y de asistencia. Este problema obedece en parte a que los internos en los reclusorios, en vez de estar divididos por peligrosidad, son agrupados de acuerdo con el cártel del que proceden. En esas tres cárceles actualmente existen alrededor de mil celadores, lo que representa un déficit del 76% de personal especializado, por lo que deben ser contratados aproximadamente 3 mil custodios, precisó la empresa extranjera. El gobernador Jaime Rodríguez Calderón, "El Bronco", reconoció las múltiples fallas que existen en el sistema de justicia y seguridad en la entidad, pero remarcó que ello se debe a que las leyes impiden a los empleados del gobierno actuar con acierto, pues cuando un delincuente es detenido y se le pretende trasladar a otro reclusorio, explicó, tramita un amparo para impedir que ocurra la acción. De acuerdo con "El Bronco", la policía tiende a desmilitarizarse, y mencionó que su plan de seguridad, que tomará los consejos de la firma, es de tres años, es decir cuando él termine su mandato en 2021. Los consultores de Exiger Advisory que presentaron las conclusiones del estudio son: Raúl Alonso, Louis Anemone, Eli Cherkasky y Rebecca Gilovich.

Comentarios