Se resquebraja Morena en NL; tumban a coordinadora en Congreso local

lunes, 8 de octubre de 2018
MONTERREY, N.L. (apro).- El encanto que provocó Morena al convertirse en la fuerza emergente en el Congreso de Nuevo León, con siete legisladores, se evaporó hoy luego que quien fuera su coordinadora, Claudia Tapia Castelo, denunciara que un grupo contrario, asesorado por priistas, le diera un “golpe de estado” para quitarle el liderazgo de la fracción. Tapia, quien es reconocida en la localidad por su cercanía con la dirigente nacional Yeidckol Polevnsky, fue sustituida por su compañero Ramiro Roberto González, de acuerdo a un comunicado que difundió a la opinión pública Movimiento de Regeneración Nacional en la entidad. “Dicha nominación es el resultado de un proceso interno, competencia de la bancada, en la que la mayoría de los diputados y diputadas que confirman la fracción de pronuncian en su favor”, dice el texto firmado por Bertha Alicia Puga Luévano, secretaria general del partido a nivel estatal. La excoordinadora de la fracción explicó en entrevista que ya había inconformidad al interior de la bancada, pero la situación de agravó con la llegada de los asesores priistas Rafael Zarazúa y Carlos Sánchez, que operaron, sin aval de Morena, a favor del ahora nombrado coordinador. “Lo que aquí pasó fue un resquebrajamiento interno muy importante al interior de los diputados. Había descontento conmigo de tres de los siete diputados de la fracción. Se elige coordinador por votación y las causas de su inconformidad son variadas”, expuso. Al referirse a sus correligionarios opositores, refirió que dos, Julia Espinoza de los Monteros y Celia Alonso, se enfadaron con ella porque no contrató como asesores a sus familiares y allegados. Con Juan Carlos Leal, que también votó para que la removieran, tuvo un desencuentro al proponerle que efectuaran un donativo a favor de una asociación de formación política del PRI, a lo que ella se negó, por el antagonismo que hay con ese instituto político. Acusó a esa corriente interna de obligar al otro diputado Luis Armando Torres, a estampar su firma de acuerdo con el nuevo coordinador, pues en caso contrario terminaría su carrera política, según dice que lo amenazaron. Señaló que esta mañana Luis Armando presentó un oficio en la oficialía de partes en el Congreso Local, para desconocer su firma en el documento y alegar que fue objeto de coacción. Dijo que, de esta manera, serán Luis Armando, el otro legislador Arturo Bonifacio de la Garza Garza y ella, los que seguirán apegados a los principios de Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, sin variar la agenda que establecieron desde el inicio de la legislatura que inició el 1 de septiembre. Se mostró esperanzada en que el Comité Ejecutivo Nacional de Morena, que no se ha pronunciado sobre “el golpe” en la legislatura nuevoleonesa, le manifieste su respaldo, lo que podría restituirla el puesto de coordinadora de la bancada.

Comentarios