PAN y Morena logran acuerdo en Veracruz y retiran campamento de Congreso

jueves, 1 de noviembre de 2018
XALAPA, Ver.-(apro).- Las bancadas del Partido Acción Nacional (PAN) y la de Morena llegaron a un acuerdo para que los simpatizantes de Morena desmontaran el campamento que habían instalado en el Congreso local y que ya llevaba cuatro días, a cambio de que la Junta de Coordinación Política –integrada por mayoría panista-, retirará de la última sesión extraordinaria la desincorporación de bienes estatales para darlos en comodato o donación a Ayuntamientos panistas. Tras haber intercambiado insultos de “caprichosos”, “autoritarios”, “radicales”, “gandallas gubernamentales”, “saqueadores” e “ignorantes”, entre otros adjetivos que diputados panistas y morenistas se vertieron a través de la prensa, hoy lograron conciliar y retomar la actividad legislativa a solo cuatro días de que concluya la actual administración parlamentaría. Zenyasen Escobar, coordinador de la bancada de Morena citó a rueda de prensa está tarde para señalar que confía en la voluntad mostrada por la Junta de Coordinación Política de que no habrá “un albazo” en los dictámenes para desincorporar el Acuario de Veracruz, la Plaza Mocambo, el Balneario Mocambo, la Casa de Cultura, el Parque Recreativo Cri-Cri, entre otros inmuebles que por los ingresos que generan fueron motivo de disputa anticipada entre el gobierno panista saliente y el morenista entrante. Estos cuatro días de protestas, toma del Congreso local e intercambio de insultos y provocaciones en la prensa ocurren en la recta final del bienio del panista, Miguel Ángel Yunes Linares, quien el próximo primero de diciembre concluirá su administración de 24 meses, tras haber derrotado al PRI, quien durante 87 años gobierno el estado de Veracruz. En el caso de Morena, el primero de diciembre entrará en funciones durante un sexenio, Cuitláhuac García Jiménez, un experredista quien en las urnas de julio pasado derrotó al actual hijo del gobernador, Miguel Yunes Márquez. Por dicho “encadenamiento” y cierre del pleno legislativo durante cuatro días, el gobernador de Veracruz, Yunes Linares llamó “porros” e “ignorantes” a los diputados de Morena. “Y si el Poder Legislativo está encadenado, si así va a continuar, y los nuevos diputados no van a tomar posesión y el nuevo gobernador no podrá ir también al Congreso. Me parece que sí esto es lo que le espera a Veracruz en el futuro, que lamentable futuro vivirá nuestro estado”, fustigó Yunes en el Puerto de Veracruz. El mandatario estatal insistió en que la desincorporación de bienes se hacía -dijo- a petición de loa presidentes municipales, quienes deseaban invertir recursos públicos en remodelaciones o mejoras físicas. En el caso de Morena, legisladores entrantes acusaron persecución del actual fiscal, Jorge Winckler Ortiz quien amagó con enviar ordenes de aprehensión en contra de diputados morenistas que apenas tomaran protesta el próximo cinco de noviembre, acusándolos de sedición. Hoy con la efervescencia política en descenso, el presidente de la Junta de Coordinación Política, Sergio Hernández y el coordinador de diputados de Morena, Zenyasen Escobar acordaron sesionar por la tarde, con solo algunos dictámenes -dijeron- de menor importancia y no tocar el tema de la desincorporación de bienes inmuebles.

Comentarios