Esposa de alcalde en Campeche denuncia violencia intrafamiliar en FB

jueves, 15 de noviembre de 2018
CAMPECHE, Cam., (apro).- La presidenta del DIF en Hecelchakán, Beatriz Barahona Jerónimo, acusó públicamente al alcalde de ese municipio, José Dolores Brito Pech, su esposo, de violencia intrafamiliar, sustracción de menores, adulterio y amenazas. La mujer informó que ya denunció su caso ante la Fiscalía General de Justicia del Estado y pidió al gobernador Alejandro Moreno Cárdenas no interferir en el proceso para proteger al munícipe, quien llegó al cargo por el Partido Nueva Alianza, porque es un asunto de índole familiar. Barahona Jerónimo, de 24 años de edad, denunció su situación en el noticiero vespertino La Barra Noticias, que se transmite por la red social Facebook, en el que relató que la noche del jueves 8 de noviembre sorprendió a Brito Pech, de 60, en el domicilio de su presunta amante, Elda María Tun Cimá, segunda regidora del municipio, en la localidad de Santa Cruz. Dijo que, al verse sorprendido, el alcalde le ordenó que se subiera a su vehículo y se retirara del lugar. Su esposa se negó a obedecerlo e intentó entrar al predio para hablar con los padres de Tun Cimá, quienes, dijo, son compadres de Brito Pech, para informarles del presunto adulterio. El escándalo que se armó llamó la atención de los vecinos, por lo que el alcalde la subió a empellones al asiento trasero del auto de la presidencia municipal, se montó su esposa, y ordenó al oficial mayor del ayuntamiento, Santiago Madero que pusiera en marcha el vehículo para que los sacara del lugar. La mujer mostró ante las cámaras los moretones que su esposo le dejó en el brazo y la cintura y dijo que en la cabeza tiene otro golpe que se dio con el freno de mano. En un paraje en el trayecto de San Cruz a Hecelchakán, Brito Pech intentó bajar a su esposa, pero ella se negó, por lo que fue él quien salió del auto, mientras que Madero regresó a Barahona a Santa Cruz a buscar su camioneta, que se había quedado frente a la casa de Tun Cimá. La presidenta del DIF informó que al día siguiente Brito Pech le advirtió que en breve le haría llegar los papeles del divorcio. Cuando ella regresó a su casa en el poblado de Pocboc se encontró con que la reja estaba cerrada y desde entonces el edil no le permite ver a sus dos hijas, de 4 y 6 años. La denunciante dijo que conoció a Brito Pech hace diez años y que tienen 10 años de casados. Aseguró que esa no fue la primera vez que el alcalde la agredió, pues el maltrato era constante y desde que se casaron la golpeaba y la sacaba de la casa porque “decía que era de él”. También aseguró que ya lo había denunciado varias veces antes, pero nunca les dio seguimiento porque “realmente sí me enamoré del señor, y por lo mismo me casé con él; no soy perfecta y hemos tenido problemas como todo matrimonio, pero no he querido hacerle escándalo porque sé quién es, y el político que él es, pero lo del jueves llegó a su límite”. Barahona dijo que no tiene problema en firmar el divorcio, pero no está dispuesta a ceder en la custodia de sus hijas, por lo que llamó a su esposo a la cordura. “Es una persona demasiado madura para que actúe de una forma infantil”, comentó. Esta es la segunda ocasión que Brito Pech, profesor, asume la alcaldía de Hecelchakán. La primera fue hace más de dos décadas, cuando militaba en el PRI.

Comentarios