Morena rectifica y desaprueba última Cuenta Pública de Eruviel Ávila

jueves, 15 de noviembre de 2018
TOLUCA, Edomex. (apro).- Por considerar que sus resultados contrastan con los hallazgos de la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y que los recursos públicos de ese año pudieron ser utilizados por el exgobernador Eruviel Ávila para financiar la campaña de su sucesor Alfredo del Mazo, el pleno de la Legislatura local desaprobó el informe de Cuenta Pública Estatal 2017 elaborado por el Órgano Superior de Fiscalización del Estado de México (OSFEM). En contra del dictamen -que había sido avalado por la Comisión de Vigilancia del OSFEM- votaron los 43 diputados de Morena. A favor votaron los 14 legisladores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y el Verde Ecologista (PVEM), mientras los partidos del Trabajo (PT), Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) se abstuvieron. En el marco de la discusión, la morenista Karina Labastida advirtió que aquel año la ASF detectó diversas anomalías en el manejo de las finanzas estatales, que van desde los recursos ejercidos para fines distintos, el pago de aviadores, a los recursos no ejercidos. El órgano auditor federal, recordó, encontró que mil 40 millones de pesos no se ejercieron en salud, seguro popular y Prospera; y el destino de más de 886 millones no ha sido aclarado. Más de 17 millones de pesos del fondo de aportaciones para los servicios de salud, dijo, se pagaron a 55 personas que no acreditaron el perfil para el cargo; 6 millones 204 mil 300 pesos se pagaron a 452 empleados después de haber causado baja; se gastaron 2 millones 931 mil pesos en pagos a 71 personas con licencia sin goce de sueldo; y más de un millón de pesos se transfirieron a pagos indebidos. Además, se detectaron pagos excesivos con recursos del seguro popular a personal eventual por más de 7 millones de pesos, 6 millones 613 mil pesos se pagaron en salarios a 36 personas que nunca fueron localizadas ni identificadas por los responsables del centro de trabajo; y el ISEM pagó 40 millones 483 mil pesos a una empresa de administración e interpretación remota de imágenes a la que presupuestó pagar 6 millones 353 mil pesos. Adicionalmente, dijo, el OSFEM reconoce que en 38 programas los resultados de desempeño fueron de regular a crítico; es decir, los objetivos alcanzados no corresponden con el gasto ejercido, en áreas de gran importancia. Entre ellas gasto social, inversión pública, seguridad, impartición de justicia, infraestructura para el desarrollo, apoyo a la familia, papel de la mujer y perspectiva de género, protección a la población infantil, modernización del transporte, impulso a la vivienda, empleo, deuda pública, fomento turístico, innovación artística y tecnológica. “Se está gastando más y mal; el gasto es ineficaz y poco transparente. No se superaron rezagos, pues siguen en pobreza más de 8 millones de mexiquenses, y en 2017 en la entidad se cometieron 3 mil 046 homicidios de los 34 mil en el país”. La legisladora alertó que el pago de la deuda es mayor que la inversión pública, mientras Moody`s pasó de estable a negativa la calificación de los pasivos mexiquenses. Su correligionaria Azucena Cisneros consideró que 2017 fue el año cumbre de la corrupción y del fraude electoral, y recordó que Morena denunció el uso ilegal del presupuesto para favorecer la campaña del actual gobernador. “Hay saqueo e impunidad que en el estado parecen no tener límites. Exigimos a las autoridades que nos expliquen qué hicieron con este presupuesto, si se desviaron al fraude electoral en 2017. No aprobaremos los resultados de un gobierno con tantas irregularidades”, enfatizó. El también morenista Max Correa pidió que “Eruviel Ávila regrese lo que se llevó”, pues “el desfalco está en grande”, y ejemplificó que la información para clarificar la denominada “estafa maestra” se pretende ocultar con reservas. “Hay opiniones contradictorias del OSFEM, parece que avala los desvíos, es tapadera”, señaló. En contraparte, Miguel Sámano, coordinador del PRI, manifestó el respaldo de su bancada al trabajo técnico realizado por Fernando Baz, titular del OSFEM (quien en su momento fue promovido en el cargo por el tricolor). Su correligionaria Mercedes Colín calificó de incongruente a Morena porque en comisiones avaló el dictamen; acusó de llegar con tambores de guerra, de dar gritos y sombrerazos -contrario a lo que comprometió-, y de seguir la “línea” de su dirigencia, traicionando al pueblo. Mientras la también priista Ivette Cacique rechazó que el tricolor sea cómplice por avalar el dictamen. Tras ser rechazado, el documento regresará a la Comisión de Vigilancia del OSFEM, en el afán de realizar un análisis con mayor detalle.

Comentarios