Ataque a Cruz Roja rebasa al gobierno, dice Astudillo; pide intervención federal

miércoles, 21 de noviembre de 2018
CHILPANCINGO, Gro. (apro).– El gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores, solicitó el envío de fuerzas federales al municipio de Taxco y que la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) atraiga la investigación por el ataque del domingo en el que murieron un voluntario de la Cruz Roja y tres policías estatales. Astudillo Flores se reunió el martes por la tarde con el secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida, para hablar del ataque que, a su parecer, involucraría a políticos y delincuentes de la zona norte del estado. “Es un asunto que rebasa los límites de operatividad local y yo creo que entre todos se debe hacer un operativo para detener a estas personas”, dijo Astudillo. El gobernador dijo que los responsables del ataque en el poblado de San Juan Tenería, perpetrado cuando voluntarios de la Cruz Roja repartían víveres a personas de escasos recursos, son los mismos que asesinaron en febrero pasado a los sacerdotes católicos Iván Añorve Jaimes y Germaín Muñiz García, cuando regresaban de un jaripeo baile amenizado por el grupo Bronco en el poblado de Juliantla. La teoría del gobierno de Astudillo es que el ataque del domingo tiene su origen en la disputa entre panistas por el corredor azul de la zona norte de Guerrero y el sur del estado de México, debido a que los agresores gritaron que “no se trataba de una agresión contra la población sino contra el gobierno municipal” cuando comenzaron a disparar en San Juan Tenería. Astudillo dijo que la célula responsable opera en las inmediaciones de los poblados del municipio de Taxco y es liderada por dos jóvenes apodados El Pelón y El Fierro. De acuerdo con el mandatario, El Pelón es Carlos Zagal Jacobo, sobrino del exalcalde y exdiputado panista Ramiro Jaimes Gómez. Más tarde, el gobierno del Estado agregó que El Pelón es hijo de José Ranulfo Zagal Maldonado El Rany, identificado como operador del grupo criminal La Familia en los municipios de Taxco, Pilcaya, Tetipac, en Guerrero, y en Ixtapan de la Sal, en el Estado de México. Dichos municipios son considerados un “corredor azul” por estar gobernado por el Partido Acción Nacional (PAN). De acuerdo con los datos difundidos por el gobierno estatal, El Rany fue el jefe de escoltas de Ramiro Jaimes Gómez cuando fue edil de Taxco durante el periodo 2005-2008. Actualmente, el municipio de Taxco es gobernado por el también exalcalde y exdiputado local, Marcos Efrén Parra Gómez, postulado por la coalición PAN, PRD y Movimiento Ciudadano. Ramiro Jaimes Gómez también se inscribió como aspirante a la candidatura por la alianza, pero la dirigencia del PAN favoreció a Marcos Efrén Parra Gómez.

Comentarios