Huracán 'Willa” confronta al alcalde de Tomatlán con el titular de Protección Civil en Jalisco

viernes, 9 de noviembre de 2018 · 20:30
GUADALAJARA, Jal. (apro).- En ninguna población hay daños, aseguró el director de la Unidad de Protección Civil y Bomberos de Jalisco, Trinidad López Rivas, luego de que el presidente municipal de Tomatlán, Jorge Luis Tello García, denunció que ese organismo no hizo una adecuada revisión para pedir que se emitiera una declaratoria de emergencia tras el paso del huracán "Willa". El fenómeno meteorológico inundó 701 hectáreas de cultivos, lo que representa pérdidas por al menos 100 millones de pesos, puntualizó. "No hay ninguna población, ninguna comunidad dañada, para confirmar este dicho. El día de ayer mandé gente nuevamente a revisar las partes de Tomatlán, y hay sembradíos, por ejemplo, de tomate en buenas condiciones, hay huertas de melón en buenas condiciones. Los caminos ya estaban dañados por falta de mantenimiento", reviró López Rivas. Al recordar que el alcalde fue reelecto, dijo que debería saber que es a la Secretaría de Desarrollo Rural, no a Protección Civil, a la dependencia que corresponde realizar una evaluación de las afectaciones a los cultivos, y recalcó que las reglas de operación indican que cuando hay un desastre natural, a las 48 horas se debe emitir la declaratoria de emergencia, pero "él lo hizo de manera incompleta siete días después". El titular de Protección Civil también acusó que Tello García no hizo labores de desazolve en los bordes de arroyos, ni ríos. Sin embargo, ayer el alcalde aseguró lo contrario. López Rivas negó que el presidente municipal se hubiera comunicado con él, y éste sostuvo que llamó en varias ocasiones al celular del director, pero no le respondió. En rueda de prensa, acompañado de algunos agricultores afectados, Tello pidió al gobierno del estado apoyo de maquinaria, semillas y fertilizante para cultivar plátano, papaya, piña, sandía, maíz, tamarindo y chile, entre otros productos. Y también solicitó el pago del seguro agrícola. Pero López Rivas insistió: "Las huertas de papaya, en las partes más altas, no tienen un sólo árbol caído; en los sembradíos de tomate están las plantitas alegres, felices. No hay plantas dañadas (...) El alcalde creo que no está bien informado por sus gentes (sic), está desinformado”. Añadió: "Hay un camino que siempre se daña, que va de Talpa de Allende a Tomatlán, se llama el camino a Llano Grande, hoy lo están revisando, obviamente ese camino va a estar dañado". Finalmente admitió que resultaron afectados los municipios de La Huerta y Cihuatlán, el primero con 10 casas inundadas --donde el agua subió hasta un metro-- y el segundo con dos viviendas.

Comentarios