Granada en palacio municipal de Celaya provoca desalojo e intervención del Ejército

martes, 4 de diciembre de 2018
CELAYA, Gto., (apro).- Una granada de fragmentación localizada en el edificio de la presidencia municipal de esta ciudad provocó el desalojo del inmueble y la presencia del Ejército mexicano. El hecho ocurrió poco antes del mediodía, cuando el palacio municipal se encontraba en plena actividad laboral y con numerosos ciudadanos efectuado todo tipo de trámites. Sobre este incidente hubo dos versiones: empleados de la presidencia señalaron que un hombre llegó con la granada y entró hasta la oficina de la regidora independiente Mónica Delgado y se la dio a una secretaria antes de salir apresuradamente. La mujer habría dado aviso y la entregó a otros funcionarios. En tanto, el secretario del ayuntamiento, Hugo Arias, declaró en una conferencia de prensa efectuada tras el desalojo, que fue un supuesto pepenador el que encontró la granada –sin seguro, pero desactivada- entre la basura, y que entró a la presidencia para entregar el artefacto. “Salí y vi a un hombre que traía en sus manos una granada entre algunas envolturas. Estaba desesperado y decía que le ayudáramos porque la había encontrado en la basura y no sabía qué hacer con ella (sic)”, dijo el secretario. Arias dijo haber tomado la granada y la llevó a su oficina. “La revisé y vi que no traía seguro, pero ya era un artefacto viejo. En ese momento no lo pensé y la tomé con las manos para llevarla a mi oficina que está en una zona alejada del patio de la presidencia para esperar la llegada del Ejército”, declaró el secretario. El funcionario señaló que los policías que resguardan el recinto avisaron a la central de emergencias y se activó el desalojo del personal y de los ciudadanos que se encontraban en el edificio. Personal del Ejército se presentó para revisar el artefacto y trasladarlo debidamente resguardado a la Zona Militar. “Tras algunos minutos de deliberaciones se determinó que el artefacto aún tenía la carga explosiva pero estaba desactivada, por lo cual decidieron resguardarla en una caja y retirarla para destruirla en las instalaciones de la Comandancia Militar en Ecofórum”, informó el gobierno municipal celayense. El secretario del ayuntamiento dijo ignorar la identidad del supuesto pepenador. “En el momento en que me dio la granada, lo primero que hice fue llevarla a la oficina, y la persona se fue”. El viernes también se generó una movilización de elementos de Policía Municipal por una amenaza de bomba en el mismo edificio de presidencia, que resultó falsa

Comentarios