Pese a fallo de la Corte, descartan desaforar a aspirante del PRI en Coacalco

martes, 20 de febrero de 2018
TOLUCA, Edomex. (apro).- David Sánchez Isidoro podrá ser candidato del PRI a la alcaldía de Coacalco, a pesar del fallo de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que ordena su consignación por desacato a un amparo, aclaró el diputado federal Omar Ortega, integrante de la Comisión de Instrucción en San Lázaro. El además presidente del PRD en el Estado de México afirmó que, bajo el sistema de justicia actual, que prioriza el principio de presunción de inocencia, no es necesario desaforar al también diputado federal para que el Ministerio Público (MP) le inicie procedimiento y resuelva su situación jurídica. “Se llama consignación directa, es una nueva figura jurídica que se está aplicando en este caso. Lo cierto es que nunca había pasado, siempre se había dado vista al MP para que éste a su vez solicite a la Cámara de Diputados, en su papel jurisdiccional, instale el procedimiento y determine si ha lugar o no a poner a consideración el desafuero”, indicó. El procedimiento judicial instaurado en contra de Sánchez Isidoro, prosiguió el perredista, en la actualidad tampoco es impedimento para la postulación del priista como candidato de su partido a la alcaldía de Coacalco. “Con el nuevo sistema penal acusatorio todos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario; ellos llegan inocentes a las entrevistas (con el MP) y, después de esa entrevista se va a determinar”, detalló. Omar Ortega adelantó que el miércoles 28 deberá comparecer Sánchez Isidoro ante la Procuraduría General de la República (PGR), en donde se determinará lo procedente. La investigación contra el exalcalde de Coacalco se desprende de un mandato de la Corte dictado a mediados de enero pasado, cuando los ministros además determinaron destituir y consignar al cabildo actual y a los compañeros de cabildo del anterior presidente municipal y actual precandidato priista, por su negativa al pago de un laudo laboral resuelto a través de un amparo.

Comentarios