Revelan inconsistencias en desaparición de italianos; uno de ellos estuvo arrestado: Fiscalía

martes, 20 de febrero de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El fiscal general de Justicia de Jalisco, Raúl Sánchez Jiménez, reveló la existencia de inconsistencias entre lo declarado por los familiares de los tres italianos desaparecidos en el estado y la actividad de las víctimas en nuestro país. De acuerdo con el funcionario, mientras los familiares de Raffaele Russo, de 60 años, de su hijo Antonio y de su nieto Vicenzo, originarios de Nápoles, dijeron a las autoridades que los desaparecidos apenas habían llegado a Jalisco (un día antes de su desaparición, el 31 de enero), en realidad ya tenían varios días en el territorio estatal. También nos informaron que las tres personas desaparecidas son turistas, cuando en realidad –de acuerdo con las investigaciones– se descubrió que ingresaron al país para realizar actividades comerciales; “nos dimos cuenta que ellos se dedicaban a vender plantas de luz, de soldadura y diferentes herramientas”, explicó el fiscal. Incluso, Sánchez Jiménez destacó que Russo fue detenido hace tres años en Campeche por fraude y cohecho. Cuando se le preguntó si la delincuencia organizada está involucrada en la desaparición de los tres extranjeros, el fiscal respondió que “no se puede descartar ni afirmar qué es lo que andaban haciendo, si afectaron a alguna persona o personas por esa situación”. El pasado 31 de enero, los tres italianos desaparecieron en la localidad de El Refugio, cerca de Tecatitlán, cuando se transportaban en dos camionetas con placas del Estado de México; tampoco hay rastro de los vehículos. Desarman a policías El fiscal general de Justicia de Jalisco también dio a conocer que ya fue desarmada la policía municipal de Tecatitlán y sus 33 integrantes fueron enviados a capacitarse a la academia estatal, por lo que la seguridad de la localidad estará a cargo de la Fiscalía. Sánchez agregó que él y el secretario general del Gobierno de Jalisco, Roberto López Lara, se reunieron hoy con Simone Landin, consejero de la embajada de Italia, y con Guido Latelli, agregado de la policía del país europeo, para intercambiar información del caso.

Comentarios