Reporteros denuncian retención ilegal encabezada por el director de la Policía de Celaya

jueves, 22 de febrero de 2018
CELAYA, Gto. (apro).- Dos reporteros que cubren la fuente policíaca en este municipio denunciaron que fueron retenidos por agentes policíacos, encabezados por el propio director de Policía Municipal, Jaime Rosales Miranda, y obligados a borrar fotos y videos que tomaron en un operativo, pese a que personal de la Gendarmería les había autorizado a recabar el material para sus medios informativos. Los periodistas salieron la noche del miércoles a corroborar un reporte de disparos en el camino a San José de Guanajuato cuando se encontraron con un convoy de vehículos de la Policía Municipal, Gendarmería, Fuerzas del Estado, Policía Federal e Instituto Nacional de Migración. Al acercarse al convoy y ser abordados por elementos de la Gendarmería, se identificaron y éstos les indicaron que efectuaban un operativo, para el que les dieron autorización de tomar fotografías y video. Por ello, los reporteros siguieron al convoy y grabaron videos, mismos que subieron a sus medios Digital Noticias y Sala de Prensa. El reportero Víctor Jiménez, de Digital Noticias, narró a Apro que el recorrido continuó hasta la comunidad de Santa Rosa de Lima, en el vecino municipio de Villagrán. Al llegar al sitio, el personal de Gendarmería les dijo que no habían encontrado nada, por lo que se retirarían del lugar, así que ellos decidieron hacer lo mismo. “Nos disponíamos a regresar a Celaya, pero la motocicleta en que íbamos se descompuso. Movimos la moto para revisarla y vimos cuando algunas patrullas regresaron. Ahí fue cuando el director de Policía, Jaime Rosales, se dirigió a nosotros y nos exigió borrar las fotos y videos de los teléfonos. Nos empezó a gritar, nos dijo que estábamos en una zona peligrosa”, contó. Ante tal actitud, ambos optaron por borrar el material de los aparatos celulares y le explicaron al mando policiaco que su motocicleta no funcionaba. Rosales les dijo que les darían un aventón y ordenó subir su vehículo a una de las camionetas. Los comunicadores abordaron dos vehículos distintos, además de que les ordenó que no usaran sus teléfonos. Sin embargo, dijo el reportero, los vehículos oficiales no tomaron el camino a Celaya, sino que continuaron por otro rumbo, en un camino de terracería. “Yo comencé a preguntar con insistencia a dónde iban. Y sin saber qué estaba pasando, quise hacer una llamada y me lo impidieron. Entonces les dije que, si nos estaban secuestrando, que por qué no estábamos regresando a Celaya. Alguien me contestó que iban siguiendo una camioneta y que la iban a verificar”, siguió Jiménez. A la altura de un despoblado, la camioneta que supuestamente seguían los agentes se paró. “Cuando se detuvieron, yo me bajé y pregunté por qué estábamos allí. Algunos de los elementos estaban encapuchados, pero al que reconocí fue al director Jaime Rosales -quien no llevaba capucha-; él me gritó que por qué estaba acusándolos de secuestro, que a lo mejor ni éramos reporteros”. Ambos reporteros lo llamaron por su nombre y le mostraron de nuevo sus identificaciones. “Yo no soy el director”, insistió el funcionario, a pesar de que ambos aseguraron que lo conocían perfectamente porque los cubren la fuente. En ese momento, el jefe policiaco recibió una llamada. “Alguien le avisó que estaban los videos en los portales, que sí somos reporteros. Entonces, cambió de actitud, quiso componer todo, nos ofrecieron llevarnos, dijo que ya estaba hasta ahí. Yo incluso dije que si nos quería entregar a los de la camioneta particular, que si para eso nos había llevado, pero lo negó”, afirmó el reportero, quien en su sitio publicó el día anterior una encuesta sobre el desempeño de Rosales.       Este jueves, en conferencia de prensa encabezada por el Secretario de Seguridad, Juan José González, tras el asesinato de un comandante, Jaime Rosales -evidentemente contrariado- leyó un escueto comunicado sobre estos hechos. En voz apenas audible, dijo: “Estamos en contra de toda represión, invitamos a que se haga la denuncia”. Mientras Rosales respondía con monosílabos, González lo interrumpió y reiteró la invitación “a quien se sienta vulnerado en sus derechos, que acuda con las autoridades responsables”. Incluso, anunció que encargaría al propio Rosales “investigar si ocurrió un hecho así”. En tanto, Víctor Jiménez adelantó que acudirá a la Procuraduría estatal de derechos humanos este viernes 23 para presentar su queja y la instancia investigue.

Comentarios