Ante repudio ciudadano, liberan a campesinos detenidos en Chihuahua

sábado, 24 de febrero de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- Los 25 productores de frijol aprehendidos ayer por agentes de la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, fueron liberados esta madrugada ante la indignación de gran parte de la ciudadanía y de usuarios de redes sociales hacia el gobierno de Javier Corral Jurado. Al salir los campesinos de las instalaciones de la Fiscalía Zona Centro, los esperaban sus compañeros, el líder de El Barzón, Eraclio Rodríguez y militantes de Morena, entre otros. Anoche, la abogada Mónica Reyes, quien formó parte del grupo que presionó para la liberación de los detenidos, dio a conocer que entre ellos había un menor rarámuri, Ricardo Meléndez, quien tuvo un intérprete y fue entregado al DIF estatal en espera de sus familiares. La activista cuestionó en su perfil de Facebook: “En espera de que dejen en libertad a los campesinos detenidos, me alegra ver que el presidente municipal de Guerrero está aquí apoyando a sus ciudadanos. Lo que sí me molesta es que dónde están esos defensores de derechos humanos, los activistas, apoyando”. Ayer, alrededor de cien elementos de la Fiscalía General del Estado detuvieron a los productores que se manifestaban en la caseta de peaje Cuauhtémoc-Chihuahua para exigir mejores precios en el grano de frijol. Los mismos productores de frijol difundieron las detenciones a través de videos en las redes sociales, lo que generó repudio en contra del gobierno de Javier Corral Jurado. El presidente municipal de Guerrero, Luis Fernando Chacón Erives, reprobó la actuación de las fuerzas estatales y lamentó que esa sea la respuesta del gobierno estatal, “que de manera insensible prefiere mediante el uso de la fuerza pública tratar de sacudirse el problema en lugar de demostrar voluntad política para solucionarlo benéficamente para todas las partes involucradas”. El alcalde anunció que ofrecerá asistencia jurídica a los productores del municipio de Guerrero, además de que se coordinará con las uniones y agrupaciones de productores para determinar qué acciones tomar y así continuar la exigencia para encontrar una solución definitiva. La justificación El gobierno estatal dio a conocer que el desalojo de la caseta fue supervisado por un notario público y por autoridades de la Comisión Estatal de Derechos Humanos y recordó que desde hace varios días un grupo de manifestantes realizaba acciones para bloquear la vía impidiendo el cobro. El gobierno del estado justificó la represión a la manifestación y la detención de los campesinos, con el argumento de que hubo daño al patrimonio de los chihuahuenses por más de dos millones de pesos en los últimos días. “En sus acciones, el grupo manifestante obligó a los usuarios a pagar cien pesos a cambio de un kilo de frijol, para poder franquear la caseta e impidió el cobro de los derechos por el uso, cuota que permite cumplir con los servicios a que todos los chihuahuenses tenemos derecho, lo que se constituye un posible delito”. De acuerdo con usuarios de la caseta y con los productores, los inconformes dejaban pasar a todos los vehículos y les compraban frijol en cien pesos sólo quienes aceptaban, pero dejaban pasar a todos. Las autoridades aseguran que la Secretaría General de Gobierno y de la Secretaría de Desarrollo Rural intentaron dialogar con los productores pero no encontraron respuesta para liberar la caseta, ya que el reclamo consistía en la exigencia para que les compren el kilo de frijol a 17 pesos y se les otorguen los apoyos que la federación suele dar a los productores. “Uno y otro reclamo no le corresponde al gobierno del estado satisfacer, ya que los precios de venta no los determina la administración estatal, y los apoyos que reclaman son aquellos que otorgan en su caso instancias federales”. Posteriormente, el gobierno aseguró que tiene el compromiso con el respeto al derecho a la libre manifestación y la obligación de propiciar las condiciones para que los derechos sean orientados dentro del marco que la ley establece. Los productores solicitaban la intervención del gobierno estatal, como lo hacen con frecuencia, para que la federación acceda a sus demandas. La detención de los productores de frijol inhibió otra manifestación que llevaba días obstaculizando vías de ferrocarril: la de los productores lecheros de la zona centro-sur que exigían también atención a sus demandas. El gobernador Javier Corral Jurado dijo ayer por la mañana que en caso necesario, colaborarían con las autoridades federales para desalojarlos y una vez que aprehendieron a los campesinos de la carretera Cuauhtémoc-Chihuahua, los lecheros accedieron llegar a acuerdos. La Secretaría de Desarrollo Rural acordó con representantes lecheros el desalojo de las vías de ferrocarril en Delicias y formar una comisión para acudir de nuevo a la Ciudad de México con el fin de reunirse con autoridades federales en busca de una solución definitiva al precio de la leche. Tras ello, los manifestantes retiraron el bloqueo. El secretario de la dependencia estatal, Rubén Chávez Villagrán, dijo que el gobierno federal se había comprometido a dar respuesta en 48 horas desde el sábado pasado, pero no lo ha hecho.

Comentarios