Caen mandos penitenciarios de Nuevo León tras motines en Topo Chico y Apodaca

miércoles, 28 de febrero de 2018
MONTERREY, 28 de febrero (apro).- Luego de los recientes motines en los reclusorios del Topo Chico y Apodaca, el gobierno de Nuevo León dispuso cambios en los mandos de los centros de reinserción social de la entidad. La comisaria General de la Agencia de Administración Penitenciaria, Rosa Manuela Félix Valles, “renunció por motivos personales”, y su lugar será ocupado, en calidad de encargado del despacho, por Sergio Humberto Román Robles, quien se desempeñaba como Coordinador Jurídico de esa dependencia, señala el comunicado que difundió la noche del martes el gobierno estatal. Además, fue ordenado el cese del alcaide de la cárcel del Topo Chico, Genaro Arturo Sánchez Vázquez, quien será sustituido, de manera interina, por Sergio Javier Ramírez Meléndez, quien trabajaba como subdirector Jurídico en ese mismo reclusorio. “El Gobierno del Estado de Nuevo León reitera su compromiso con la seguridad al interior de los centros penitenciarios y el respeto a los derechos humanos de los internos”, concluye el boletín. El pasado viernes 23 por la tarde, reos de los penales de Topo Chico y Apodaca protestaron mediante un despliegue de mantas, en demanda de la salida de los dos directivos que ahora dejan sus puestos. Uno de los mensajes, exhibidos desde lo alto de uno de los dormitorios del Topo Chico señalaba: “Señor Gobernador de parte de la población del Penal Topo Chico queremos fuera a Rosa Félix, Bisuet y Genaro Sánchez y todo su equipo, son conscientes de violencia por corruptos, este lugar es de la población, no del Cártel como ellos quieren”. En el área femenil de la misma penitenciaría mujeres también demandaban la salida de los cárteles del lugar. Simultáneamente hubo manifestaciones parecidas en Apodaca, donde reos también exhibieron mantas de reclamos a los directivos. El gobierno de Nuevo León reportó saldo blanco en esas protestas. El 24 de abril del 2017 Félix Valles fue designada comisaria de Administración Penitenciaria de Nuevo León. La funcionaria había trabajado como directora del penal de alta seguridad de Almoloya de Juárez en el período 2007-2008 y de la Colonia Penal Federal Islas Marías, entre 1999 y el 2001. Su nombramiento generó polémica, pues al ser nombrada no había sido sometida a pruebas de control de confianza. En la presente administración del gobernador con licencia Jaime Rodríguez se han presentado disturbios en los tres penales estatales que han dejado, como saldo, por lo menos 70 muertos.

Comentarios