Activista denuncia a funcionaria de Jalisco por alterar una carpeta de investigación

viernes, 16 de marzo de 2018
GUADALAJARA, Jal. (apro).- La activista Anayeli Gálvez Robles presentó sendas quejas contra Violeta Cristina Meza Jiménez en la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) y en la Contraloría del estado, por mutilar y alterar una carpeta de investigación. El 23 de junio de 2017, Gálvez Robles –exintegrante de la asociación AnimaNaturalis-- interpuso una querella ante la Fiscalía General del estado (FGE) para denunciar el maltrato animal que sufren los caballos cuando jalan las calandrias que circulan en el primer cuadro de la ciudad. La carpeta de investigación 69269 fue turnada al área de crueldad animal y delitos ambientales, de la que Meza Jiménez es responsable. Según la activista, “de manera dolosa” la funcionaria estatal ha dilatado la integración de la carpeta, y “la ha mutilado y alterado quitando documentación que me puso a la vista, pero, al solicitar copias, esta información ya había sido quitada del expediente beneficiando a los denunciados". En la queja que presentó ante la CEDH, el pasado viernes 9, sostiene que Meza Jiménez dio órdenes al policía que está a cargo de la investigación para que no trabaje en el caso. El 15 de enero pasado "me lo hizo saber directamente el policía investigador (...) que recibió la orden de la licenciada Violeta que ese asunto lo debía detener porque ya se había politizado". Meza Jiménez –agrega-- no guarda la información de la carpeta y da "a conocer su contenido a personas ajenas a la investigación". La acusa de no ordenar "las indagatorias en tiempo y forma", de negarle el acceso a la carpeta de investigación, "cuando soy la denunciante", y de no llamar a "declarar a los denunciados, a pesar de haber destruido pruebas de la posible comisión del delito que dio origen a esta denuncia". Gálvez Robles recordó que, a un mes de presentar la querella en la FGE, el caballo de nombre “Pantera” murió en el cruce de Prisciliano Sánchez y calzada Independencia. Era uno de los animales que se denunciaba como víctima de maltrato y crueldad, puntualizó. La quejosa dio aviso del hecho a Meza Jiménez, pero "se negó a atender con la inmediatez necesaria mi solicitud". Y el 18 de agosto la funcionaria puso a la vista de Anayeli Gálvez una necropsia del caballo con una hoja membretada de la clínica veterinaria Los Alamitos, firmada por el veterinario Rubén Anguiano Estrella. Señaló que esta persona se ostenta como enviado de la Universidad de Guadalajara (UdeG) para revisar los caballos que tiran de las calandrias. Sin embargo, por medio de Transparencia, ella preguntó a la institución académica sobre la versión de Anguiano y, mediante el oficio CTAG/UAS/1131/2017, le respondió que "no ha emitido oficio de comisión en donde se autorice al médico veterinario Rubén Anguiano Estrella a colaborar con la Dirección de Protección Animal Guadalajara". En otro oficio negó que fuera investigador de la UdeG, como él presume. Además, dijo, Rubén Anguiano declaró que es dueño de varios caballos que jalan calandrias, según consta en la carpeta de investigación 62962/2017. A través de la Ley de Transparencia, la quejosa también se enteró que el perito del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses (IJCF) Manuel Moreno Hernández firmó la necropsia oficial, cuando nunca tuvo a la vista el cadáver del animal. Esto quedó asentado en el oficio IJCF/UT/475/2017 que Moreno Hernández dirigió al jefe del departamento Agrícola, Pecuario y Forestal del IJCF, Juan Carlos Verónica Arreola, con fecha 22 de agosto de 2017, donde explica: "Fui requerido por usted" para acudir a la veterinaria Los Alamitos (negocio de Rubén Anguiano, según corroboró Anayeli Gálvez) a realizar una necropsia al equino “Pantera”, pero el personal de la clínica veterinaria le informó que el cadáver había sido desechado. Según Anayeli Gálvez, “es evidente que el perito no realizó la necropsia y la supuesta visita la hace el 26 de junio, pero en el mismo oficio el perito manifiesta que en esa fecha se encontraba de vacaciones. Tampoco queda claro cómo es que de manera inmediata la licenciada Violeta Meza tiene conocimiento de que el cadáver del equino de nombre ‘Pantera’ se encontraba en Los Alamitos, una veterinaria privada". El perito del IJCF, agregó, emitió un dictamen con base en fotografías, "no le consta que pertenezcan al caballo ‘Pantera’" y sólo dio "fe de dichos de terceros", mientras que Meza Jiménez acepta la opinión de Manuel Moreno como peritaje. Anayeli Gálvez acudió a la Visitaduría de la Fiscalía a presentar una denuncia contra Meza Jiménez por su actuar, pero el agente del Ministerio Público e instructor de Procedimientos José Miguel Rodríguez, adscrito a la Dirección de Asuntos Internos y Auditoría Preventiva, le informó que su queja (número 546/2017) se archivó el 9 de noviembre de 2017. El motivo para desecharla fue que Meza Jiménez negó "que las acusaciones fueran ciertas, por lo que le pregunté si no se me debía notificar al respecto y dijo que no, y que era suficiente que la licenciada Violeta negara la acusación para archivar el asunto". La quejosa subrayó que a la carpeta de investigación no se han integrado oficios para investigar la "coparticipación y el encubrimiento de la Dirección de Protección Animal" que encabeza Marilyn Gómez Pozos, quien el 24 de febrero pasado declaró que entregó el expediente completo de la necropsia del equino a Meza Jiménez. Gómez Pozos, al hacer la declaración pública, "acepta que el cadáver del equino ‘Pantera’ fue manipulado por la dirección de Protección Animal, sin dar aviso a la Fiscalía (...) y que entregó la necropsia firmada por un médico ajeno al IJCF que es precisamente la necropsia que se me puso a la vista y que hoy no forma parte de la carpeta de investigación", sostuvo. Prosiguió: "No queda claro cómo es que la licenciada Violeta no hubiera actuado en consecuencia al tener conocimiento de la alteración de pruebas de posible comisión de un delito, y aceptar las pruebas de este hecho y posteriormente eliminarlas de la carpeta de investigación". Por ello, solicitó a la CEDH investigar las irregularidades, como el abuso de autoridad, la dilación y alteración de la carpeta de investigación y, de ser procedente, emita una recomendación. Sobre la queja que presentó ante la Contraloría del estado contra Meza Jiménez y el perito Manuel Moreno, la dependencia le respondió, a través de la Dirección de Área de Quejas y Denuncias, que no es competente para conocer del asunto y que la instancia para "atender la manifestación que nos ocupa es la Fiscalía General".

Comentarios