Empresa israelí instalará en playa de Colima una planta para producir energía eléctrica con olas

viernes, 16 de marzo de 2018
MANZANILLO, Col. (apro).- El gobernador del estado, José Ignacio Peralta Sánchez, dio a conocer la instalación de una empresa de origen israelí, en la playa de Cuyutlán, que generará energía eléctrica a partir de las olas del mar. Se trata de la empresa Eco Wave Power México, que con una inversión de 264 millones de pesos construirá su planta en un plazo de 18 meses, sobre una superficie de 17 mil metros cuadrados, con una capacidad de generación energética de hasta 25 MW. También informó que se instalará la empresa Pellet México, fabricante de pellets a base de residuos forestales como caña, coco y huesos de mango, con el propósito de abastecer de combustible a restaurantes y hoteles. El anuncio fue realizado en el marco del inicio de la Conferencia Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación, en este puerto, en una rueda de prensa en la que el mandatario estuvo acompañado del director general del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt), Enrique Cabrero Mendoza, y de los empresarios promotores de los proyectos de energía alternativa, Ernesto de la Rue, de Eco Wave Power México, y Óscar Espinosa Mijares, de Pellet México. En el caso del proyecto de generación de electricidad con las olas del mar, José Ignacio Peralta Sánchez dijo que será la primera planta en su tipo no solamente en México, sino que “podríamos decir que a nivel mundial y que con esta aportación también se diversifican en el estado de Colima la generación de energías renovables”. Desde agosto pasado, la empresa había anunciado la construcción de la planta como la primera en México, con una tecnología exclusiva que extrae energía del océano y de las olas del mar y la convierte en electricidad. En su momento, indicó que ya estaban concluidos los estudios medio ambientales, del suelo y otros, y se encontraban en trámite los permisos ante la Secretaria de Comunicaciones y Transportes de México y a la Comisión Reguladora de Energía. Otros proyectos de la compañía se encuentran, en diversas etapas, en países como Chile, el Reino Unido, Gibraltar, China e Israel. A su vez, expuso, la empresa Pellet México instalará en Colima una planta de producción de pellets a base de residuos orgánicos del campo, que serán transformados en un combustible sólido, que “contribuye al medio ambiente, al reducir las emisiones de bióxido de carbono, se diversifica el mercado de energía renovable y se aumenta el desarrollo industrial”. La planta, que será construida en un plazo de ocho meses, tendrá una producción anual de 10 mil toneladas de pellets, con una inversión de 1.2 millones de dólares y se instalará en un espacio de dos hectáreas en el Tecnoparque. Otro proyecto dado a conocer por el mandatario es el del Centro Nacional de Tecnología Aplicada a la Logística y Cadena de Suministro, también en el Tecnoparque, cuya construcción se iniciará en un plazo de un mes. Peralta explicó que este proyecto, apoyado en parte con recursos del Conacyt, permitirá generar desde Colima tecnologías para hacer más competitivas y eficientes las empresas dedicadas a la logística, un sector muy importante por el puerto de Manzanillo, además de que se abren oportunidades de empleos de calidad a egresados de carreras como Telemática, Sistemas, Mecatrónica, Robótica e Ingeniería Industrial. Por su parte, el director del Conacyt mostró su beneplácito por la instalación en Colima de las plantas de pellets y de energía basada en las olas del mar, pues “se están generando las condiciones para que el conocimiento aplicado se vincule a la innovación y esto se convierta en un atractivo para el sector empresarial”. A juicio de Enrique Cabrero, ambas empresas tienen un alto contenido de base tecnológica en sus procesos, ya que utilizan el conocimiento científico y el desarrollo tecnológico de vanguardia para realizar sus actividades productivas y están encontrando en Colima las condiciones propicias para llevar a cabo esta actividad. El funcionario afirmó que Colima representa el tipo de estado en el país que su paso por el proceso de industrialización característico de la última parte del siglo pasado no fue lo más importante, sino que lo más importante es lo que viene: esta economía basada en el conocimiento y esta capacidad de generar producción, empleo y bienestar social, con una perspectiva amigable para el medio ambiente.

Comentarios