Acusan que equipo de Murat trata a víctimas de violencia como 'viejas locas y amargadas”

viernes, 2 de marzo de 2018
OAXACA, Oax. (apro).- La Unión de Mujeres Víctimas de Violencia en Oaxaca cuestionó al gobernador priista Alejandro Murat por incumplir con su “palabra”, así como por la “falta de humanidad” de su equipo de colaboradores para atender los casos de los feminicidios, ya que han sido tratadas como “viejas locas y amargadas”. Y es que a unos días de que se cumpla un año de la audiencia pública que sostuvieron las madres de víctimas de feminicidio con el gobernador, ni la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña (SMO) ni la Fiscalía General y menos el presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) “han presentado avances sobre los casos de los feminicidios de nuestras hijas, las instituciones no han hecho nada. “La prueba máxima de su ineptitud fue la reunión que se llevó a cabo el día 5 de noviembre pasado con el presidente del TSJ, Raúl Bolaños Cacho Guzmán, en donde el señor se dedicó a descalificarnos”. Y agregaron: “Humanidad es lo que queremos de ustedes porque ya liberaron a los detenidos del primer caso, el de Lesly, la joven que fue arrojada de un sexto piso en Punta Vizcaya, sí, ya sacaron a los asesinos que tenían presos, si así solucionan los casos, ¿qué nos espera a las demás?”, cuestionaron Entonces, abundaron: “¡exigimos al magistrado presidente, Raúl Bolaños Cacho, respeto a nuestras hijas, a las familiares de las víctimas!, ¡exigimos a Raúl Bolaños Cacho no proteja ni privilegie más a los feminicidas por sobre las víctimas!”. En el caso de la Secretaría de la Mujer Oaxaqueña, opinaron que “seguimos sin ver acciones con resultados contundentes”, pues en un año han pasado tres titulares: Miriam Liborio Hernández, Mariuma Vadillo Bravo (quien estuvo en el cargo menos de dos meses) y actualmente se encuentra Ana Vásquez Colmenares. Pese a la orden expresa que dio Murat de que cada 30 días se llevara a cabo una reunión con personal de cada una de las instituciones, aquélla “no ha sido acatada, pues hemos tenido pocas reuniones, donde lejos de darnos la respuesta, se limitan a decir que están trabajando”. En su lugar mandan a funcionarios menores, como “la abogada Elizabeth Benítez, que no defiende, no participa, sólo hace acto de presencia, cuando su trabajo es defendernos y abogar por nosotras y por las víctimas”. Hicieron hincapié en que “la última secretaria, Ana Vásquez Colmenares, nos recibió el 13 de febrero pasado, amable, cortés, aparentemente comprometida con el tema del feminicidio, pero con el alma de cartón, esperamos que no sea una palmadita en la espalda para que siga pasando el tiempo y traernos consoladas a medias, porque no hay dinero para contratar una buena abogada, pero sí para pagar a la nana en la SMO, que se dedica todo el día a atender a la secretaria”. Y mientras, que “a las víctimas nos lleve el tren, al fin y al cabo, somos unas viejas locas y amargadas que damos lastima y pretendemos que nos resuelvan nuestros asuntos cuando por algo habrán matado a nuestras hijas (declaración de la titular de la SMO hecha pública a través de varios medios de comunicación), cuando la realidad es que no han hecho nada”. A través de un pronunciamiento, las quejosas pidieron al gobernador que hable con sus colaboradores, les pregunte: “‘¿qué han hecho?’, porque cuando exigimos una audiencia con usted, ellos les dicen que esperen”. “Vamos para un año, un año y no respetan su orden, porque se entiende que usted es el gobernador, el jefe, pero no hacen nada y se pasan la bolita entre ellos y, como vemos que dicha audiencia no llegará nunca, nos atrevemos a decirlo por este medio”, añadieron. Finalmente dijeron: “ya estamos cansadas de escuchar tantos discursos que sólo en eso quedan, en discursos. Nosotras sólo buscamos justicia, pero ya nos cansamos de creer en ustedes. ¡Basta de sus burlas como autoridades a nuestro dolor!, pues nos arrebataron a nuestras hijas, madres y hermanas de la manera más ruin, de la forma más despiadada y criminal, y ahora ustedes nos piden paciencia cuando sólo nos están dan largas”.