Reportero amenazado en Guanajuato desmiente 'acuerdo reparatorio” presumido por la FEADLE

martes, 20 de marzo de 2018
GUANAJUATO, Gto. (apro).- El reportero Alejandro Chávez desmintió a la Fiscalía Especializada en Atención de Delitos contra Libertad de Expresión (FEADLE) que, en un comunicado oficial, anunció un acuerdo reparatorio en favor del periodista, quien fuera amenazado de muerte a fines del 2016 por el hijo el presidente municipal de Yuriria, al sur del estado. La FEADLE, dependiente de la Procuraduría General de la República (PGR), emitió el lunes un boletín en el que dio cuenta del acuerdo reparatorio, como resultado de una carpeta de investigación por amenazas y lesiones, iniciada por la PGR tras la agresión en contra del reportero de La Bandera Noticias y colaborador de otros medios en el estado. En diciembre del 2016, Gerardo Gaviña junior, hijo del presidente municipal de Yuriria –del mismo nombre- acudió a una ferretera propiedad del reportero y lo amenazó y golpeó por publicar la denuncia de un campesino que acusaba al alcalde de despojarlo de un terreno. “Una vez identificadas las personas que probablemente agredieron a la víctima, y determinado que lo anterior tuvo una vinculación directa con su trabajo periodístico, el Ministerio Público de la Federación y el facilitador del Órgano Administrativo Desconcentrado Especializado en Mecanismos Alternativos de Solución de Controversias, gestionaron las sesiones de conciliación entre ambas partes”, dice el comunicado. Según la FEADLE, con ello se llegó a la firma del acuerdo reparatorio para concluir la carpeta de investigación, y se extinguió la acción penal. La instancia presumió que este caso se sumó a otros ocho “resueltos favorablemente en beneficio de periodistas y comunicadores, lo que contribuye a erradicar la impunidad en las agresiones a periodistas en el país”. Sin embargo, el propio reportero Alejandro Chávez desmintió esta versión de la FEADLE. Vía telefónica, el reportero dijo a Apro que para él sólo fue una pérdida de tiempo llevar el proceso con la FEADLE “porque el acuerdo era una disculpa, ¿eso de qué sirve?”. Evidentemente molesto, Chávez señaló: “Yo fui quien les llamé para decirles que ya acabaran con eso porque me enfadé de que no llegaba esto a nada, que ya cerraran todo. Que la PGR no se esté adjudicando cosas que no son. Esa ley no sirve para nada”. El reportero ingresó al Mecanismo de Protección, pero se duele de que tampoco tuvo una protección efectiva: “Me enfadé de que pasara un año, más, y no pasara nada. Tuve custodia y eso al final me afectaba en mi trabajo, con mi esposa, con mi familia. Una vez que fui a cubrir un incidente en un velorio me amenazaron, me tuve que esconder, llamé con el botón de pánico y respondieron que irían de inmediato y pasé más de cinco horas escondido. Ya no salgo más que para trabajar, perdí mi negocio y eso nadie me lo pagó”, detalló Chávez. Fue hace unos meses que recibió la visita de una agente de PGR para ofrecerle la salida de un acuerdo reparatorio. “Era una disculpa y nada más. Eso no sirve, no resuelve nada. Yo estuve declarando todo un día con ellos, varias veces, a ellos los citaron una sola vez…fui yo el que les dije que ya terminaran porque estaba enfadado, la PGR no resolvió nada”, concluyó.