Sacerdotes de Nuevo León protestan contra el 'fracking”

miércoles, 21 de marzo de 2018
MONTERREY, NL (apro).- Por primera vez en la historia de Nuevo León, sacerdotes católicos realizaron una manifestación de carácter ecológico y se pronunciaron contra la extracción de hidrocarburos a través del fracking, por las afectaciones que provoca en el medio ambiente. Los presbíteros de Monterrey se reunieron este miércoles en la Plaza de la Purísima, en esta ciudad, luego de que la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) anunció las licitaciones para la explotación y extracción no convencional de gas y petróleo mediante el método de extracción hidráulica, que en años recientes ha provocado sismos en la zona metropolitana de la entidad. Convocados por el sacerdote José Manuel Guerrero Noyola, conocido como Padre Chema, rector del templo de Los Sagrados Corazones de Jesús y María, en la comunidad El Uro, al sur de esta capital, siete curas y un diácono hicieron un llamado a la comunidad para que se les una en contra de la práctica de explotación que provocará escasez de agua y afectaciones ecológicas en el estado y también en Tamaulipas. “El fracking representa la última y más violenta forma de explotación de recursos naturales. Este método explota petróleo y gas natural atrapados en los poros de formaciones rocosas poco permeables denominadas lutitas, situadas en el subsuelo. Suelen encontrase a profundidades de entre mil y cinco mil metros”, expuso Guerrero Noyola ante unas 50 personas. De acuerdo con cálculos de especialistas, se tiene programada la explotación de 10 mil pozos en la Cuenca de Burgos, entre Nuevo León y Tamaulipas, lo que provocará un enorme desperdicio de agua que sería suficiente para dar abasto a millones de personas. “Detengamos el desastre socioambiental. No al uso del fracking, ni en Nuevo León, ni en México, porque su uso desvía recursos que deberían dirigirse a las energías renovables”, señalaron los manifestantes. En entrevista, el Padre Chema dijo que esperan que el arzobispo de la Arquidiócesis de Monterrey, Rogelio Cabrera López, a quien indirectamente avisaron de la manifestación, tome de buen agrado el pronunciamiento, que va acorde con el Laudato Sí, la encíclica que pronunció hace años el Papa Francisco para el cuidado del medio ambiente en el mundo. “Este asunto nos concierne a todos. Nadie está libre de los daños que provocará en el medio ambiente y la salud esto del fracking. Ojalá más sectores de la sociedad se expresen. Esto nos va a quitar vida, nos va a lastimar. Desde la fe tenemos que procurar la vida”, apuntó. El cura explicó que con esta protesta los sacerdotes católicos pretenden ser “una luz entre tanta oscuridad en temas ambientales”, pues aunque hay evidentes problemas de esa índole en Monterrey, nadie los hace propios, por lo que esperan que se les sumen diversos grupos sociales, ya que a todos les afectan la contaminación. “Esto es inusual, claro. Nunca se había hecho aquí. En la ciudad de México, sí. En el sur del país los padres están más concientizados en estos temas, pero aquí en Monterrey los padres somos más amigos de los dueños de las empresas que de los obreros, y más amigos de quienes detentan el poder que de quienes están a su merced. Por eso queremos mostrar signos de amistad a las familias que serán afectadas en los municipios donde habrá fracking, tarde que temprano”, concluyó el Padre Chema .  

Comentarios