La violencia no inhibe el turismo en Guerrero; seguirá creciendo, presume Astudillo

martes, 27 de marzo de 2018
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobernador Héctor Astudillo Flores celebró la afluencia de paseantes en los destinos turísticos pese a la brutal ola de violencia que se vive en la entidad y anunció que buscará una reunión con directivos de la empresa Coca Cola Femsa, luego del cierre de operaciones de la embotelladora en la región de Tierra Caliente debido a presuntas presiones del narco en esta franja controlada por la delincuencia. “La violencia no inhibe, y lo digo con toda la responsabilidad, la violencia que está ubicada y radicada en algunos lugares específicos, entre actores específicos, no inhibe. La ocupación fue muy buena y va ir creciendo a partir de mañana, seguramente”, expresó el mandatario estatal al término de un acto público en la capital del estado. En contraste, el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel afirmó que el crimen organizado está ahogando al sector productivo en la entidad donde las autoridades han normalizado el cobro de piso a empresarios y comerciantes en Guerrero. Al respecto, el dirigente en Chilpancingo de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), Víctor Manuel Ortega Corona reveló que la delincuencia cobra en promedio 25 mil pesos mensuales a comerciantes del primer cuadro de esta capital donde se encuentran restaurantes, tiendas de todo tipo, así como bares y establecimientos comerciales diversos. En caso de negarse, dijo, la delincuencia amenaza de muerte y secuestros selectivos para presionar y obligar a las víctimas a ceder. A pesar de la dramática situación que se vive en la entidad, Astudillo consideró que la violencia no inhibe la llegada de turistas a la entidad, a pesar de que ayer se reportó un nuevo ataque armado contra una familia que viajaba hacia el puerto de Acapulco en las inmediaciones del puente Mezcala sobre la autopista del Sol donde se anunció un operativo de vigilancia para inhibir crímenes contra los visitantes. El cierre de Coca Cola, se atenderá “pronto” Sobre el cierre de la planta de Coca Cola Fmensa por factores ligados a la inseguridad, extorsión y ausencia de autoridad que prevalece Ciudad Altamirano, el mandatario expresó: “Es un asunto que le interesa muchísimo al gobierno y que lo vamos atender pronto” y dijo que intentarán hacer lo que les corresponde para proteger a las 160 familias que dependían directamente de la empresa que fue cerrada por el narco. En declaraciones públicas, el jerarca católico en Chilpancingo, Salvador Rangel y el dirigente de la Canaco en esta capital, Víctor Ortega lamentaron el cierre de la planta de Coca Cola en la región de Tierra Caliente y consideraron que este hecho, refleja los niveles de impunidad, violencia y control que ejerce la delincuencia en territorios completos de la entidad donde el vacío de autoridad es evidente. “Yo llamaría a las autoridades a que hagan un esfuerzo de poder garantizarles seguridad a las compañías grandes, y de alguna manera generar estímulos económicos y empleos a los pequeños comerciantes”, señaló el líder empresarial. Mientras el prelado, demandó que el gobierno asuma su responsabilidad y garantice la seguridad a la sociedad para evitar que sigan cerrando empresas en la entidad, situación que puede agravar la crisis de estabilidad económica y social en Guerrero.

Comentarios