Descubren en Morelos más de una toma clandestina de combustible cada día

sábado, 3 de marzo de 2018
CUERNAVACA, Mor. (proceso.com.mx).- Durante los meses de enero y febrero de este año, se localizaron en Morelos 65 tomas clandestinas de gasolina y aseguraron 45 mil litros de combustible por parte del Ejército, informó Ricardo Hernández Velasco, comandante del tercer Regimiento Blindado de Reconocimiento de la 24ª Zona Militar con sede en Cuernavaca. El coronel diplomado de Estado Mayor hizo un llamado a la ciudadanía para hacer las denuncias correspondientes, pues la ordeña de combustible pone en riesgo a la población. Por ello, soldados en coordinación con autoridades de los tres niveles de gobierno han implementado una serie de operativos para reducir el riesgo por el robo de combustible. Con estas acciones, se han descubierto 65 tomas clandestinas en los primeros 59 días del año; también se han asegurado 45 mil litros de gasolina de dudosa procedencia o de la que no se pudo comprobar su legal origen. En este marco, esta semana, en un solo hecho, se decomisaron 10 mil litros de gasolina en el municipio de Huitzilac, al norte de Morelos, cuando efectivos militares descubrieron una construcción en un despoblado que era utilizada como bodega de combustible obtenido por vías ilegales. De acuerdo con el militar, en la bodega encontraron varios bidones llenos de gasolina, mismos que fueron asegurados. Según Hernández Velasco la actividad de los huachicoleros representa un riesgo porque quienes lo hacen no tienen la capacitación para llevar a cabo las perforaciones y ordeñas del combustible. Con ello, dijo, no solamente ponen en riesgo su vida, sino que también pueden provocar una explosión. “Esta actividad puede provocar una explosión, puede provocar un incendio con terribles consecuencias. Esperamos obviamente que esto no pase. Por ello, invitamos a la ciudadanía a que denuncie estos hechos; ellos deben comprender que es un peligro para su entorno, para su bienestar y su seguridad”, sostuvo. El coronel también advirtió de otro riesgo: la posibilidad del derrame de combustible, lo que provoca la expansión de gases que contaminan el ambiente, como ha ocurrido en el campus más importante de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), en Chamilpa, donde incluso ha habido el desalojo de unidades académicas por el riesgo que implica. Pero además, en los dos primeros meses del año, ha habido denuncias de varias colonias al noreste de Cuernavaca, donde se encuentran ubicados los ductos de Petróleos Mexicanos, quienes se quejan de que el agua está contaminada con gasolina. “Ese es el otro problema, un derrame puede fácilmente contaminar los mantos freáticos y con ello, contaminar el agua que consumimos”, alertó. En este sentido, se formalizó la creación de una comisión especial interinstitucional para atender el problema de las tomas clandestinas de combustible. A convocatoria del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), acudieron autoridades de Pemex, la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), la Procuraduría General de la República (PGR), la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la Comisión Estatal del Agua (Ceagua), la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Coprisem) y Protección Civil. La comisión fue convocada para establecer acciones que permitan detener o reducir el robo de combustible ante el riesgo de que se contaminen los pozos de agua potable de Cuernavaca, particularmente en la temporada de estiaje. Y es que en Cuernavaca se reportaron el año pasado la contaminación en los pozos Ocotepec Dos, Noria 1 y Noria 2, lo que interrumpió el suministro provocando problemas por escases de líquido en el norte de la ciudad. En la reunión, el comandante de la 24ª Zona Militar, Armando Gómez Mendoza, dijo que es necesario que los cuerpos policiacos de Huitzilac, Cuernavaca y el Mando Único, “asuman su responsabilidad en las tareas de vigilancia para evitar actos delictivos como el robo de combustible”. Además, pidió al gobierno del estado que coordine acciones conjuntas en los municipios e inicie una campaña amplia informativa sobre los delitos y los riesgos de compra venta de gasolina robada. También, autoridades municipales de Cuernavaca pidieron a los representantes de Pemex reforzar la seguridad en los ocho kilómetros de oleoductos que cruzan por Cuernavaca, desde el oriente hasta la zona norte. Solicitaron la utilización de cámaras de videovigilancia, así como proveer de equipo y herramientas especializadas al personal que acude a controlar las fugas de hidrocarburo. El problema va en aumento en Morelos, pues durante 2017, según datos del propio Ejército, se ubicaron y combatieron 358 tomas clandestinas de combustible, mientras que sólo en los dos primeros meses de 2018, van ya 65. En tanto, en 2017 fueron 202 mil litros de combustible los asegurados, ante los primeros 59 días de 2018, que van 45 mil, de los cuáles esta semana en un solo hecho se aseguraron 10 mil litros.

Comentarios