Astudillo busca en Hospital General a responsables de filtrar imágenes de colombianas

lunes, 5 de marzo de 2018
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- El gobierno de Héctor Astudillo Flores anunció que iniciará una investigación para sancionar –por la vía penal y administrativa– a los responsables de filtrar imágenes y videos de las dos jóvenes colombianas que fallecieron en el Hospital General “Dr. Raymundo Abarca Alarcón” por falta de atención especializada, luego de sufrir un accidente automovilístico en la autopista del Sol, donde volcó el Ferrari en el que viajaban con Iván de la Borbolla. Las imágenes difundidas en medios de comunicación y en redes sociales muestran a las víctimas tiradas sobre la carretera y después en el nosocomio, con diversas quemaduras en el cuerpo. Anoche, el gobierno estatal emitió un comunicado en el que expresó “su total indignación por la divulgación de fotografías y videos, porque representan una invasión al derecho a la privacidad de ambas jóvenes y un atropello que será castigado, incluso con la rescisión laboral”. Tras calificar de “inadmisible” la filtración, informó que funcionarios de la Secretaría de Salud de Guerrero solicitaron a la Comisión Estatal de los Derechos Humanos (Codehum), así como a la Fiscalía General del estado (FGE), a la Contraloría Interna de la dependencia y a la dirección del Hospital General “Dr. Raymundo Abarca Alarcón”, que realicen una investigación para determinar la responsabilidad, “por acción u omisión”, del personal del nosocomio. De acuerdo con el texto oficial, la difusión de imágenes de las colombianas, exhibidas cuando reciben atención médica en la sala de urgencias, “violenta la dignidad humana y los procesos de calidad y respeto en la prestación de los servicios de salud conforme a la normatividad de la materia”. El gobierno estatal señaló lo anterior después de que personal del Hospital General denunció públicamente el desmantelamiento de la unidad para atender a víctimas de quemaduras, cuya inversión ascendió a 30 millones de pesos. Médicos y trabajadores, quienes pidieron el anonimato por temor a represalias, afirmaron que el área “sigue sin funcionar, se encuentra desmantelada y la utilizan para otras funciones hospitalarias”. La unidad está ubicada en el segundo nivel del Hospital General, localizado en el extremo norte de esta capital, y actualmente las camas son utilizadas por personal de ginecología, detallaron. Hace ocho años, durante la administración del exgobernador Zeferino Torreblanca se firmó un convenio con las fundaciones Gonzalo Río Arronte y Michou y Mau, a través del cual se destinaron 30 millones de pesos para un área especializada en quemaduras en ese nosocomio, inaugurada formalmente en 2011. El proyecto contemplaba la instalación de “un pabellón para atender personas con quemaduras, que sería único en el estado y el sur del país”, refieren boletines oficiales de ese entonces. No obstante, a la fecha se desconocen las causas por las que no funciona el equipo adquirido, así como la falta de especialistas para atender a personas quemadas.  

Comentarios