Acusan a la SCT de reservar toda la información sobre la construcción del Paso Exprés

martes, 6 de marzo de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) en Morelos, Héctor Armando Castañeda Molina, colocó en reserva toda la información referente a la obra del Paso Exprés Tlahuica de Cuernavaca, “sin seguir los procedimientos legales correspondientes”. Según integrantes del Colectivo por el Rescate del Paso Exprés, un grupo de activistas preocupados por el ambiente, el funcionario federal se niega a brindar información técnica de la construcción, así como los estudios hidrológicos y el proyecto ejecutivo, sin que haya existido el procedimiento que establece la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública. En entrevista, Larisa de Orbe, integrante del Colectivo, aseguró que Castañeda Molina se niega a presentarles la información sobre dictámenes, permisos y licencias contenidos en el Expediente Técnico y Proyecto Ejecutivo de la obra carretera, y consideró que el delegado reservó la información de forma arbitraria. Por ello, el Colectivo inició un procedimiento para interponer un recurso de revisión ante el Instituto Nacional de Acceso a la Información (INAI), y esperarán la respuesta para poder acceder a la información técnica de la obra, con el objetivo de aclarar muchas dudas respecto a la construcción y sus consecuencias. Por otro lado, De Orbe informó que los 46 puntos de riesgo que se observaron y concluyeron a partir de un recorrido por el Paso Exprés, la delegación de la SCT en Morelos sólo se ha comprometido a atender dos puntos. Se trata de realizar, por una parte, adecuaciones para que el quinto carril, en ambos lados de la vía, funcione como carril de incorporación y desincorporación en donde se requiera. El otro punto se refiere a una serie de tramos a lo largo de los más de 10 kilómetros que componen el Paso Exprés, y en todos y cada uno de los carriles se realizaron procedimientos de “perfilado” o rayado del concreto. En esos tramos los vehículos zigzaguean, haciendo la vía muy insegura. El compromiso de la delegación de la SCT, es realizar a la brevedad la reparación en esos tramos para solventar las deficiencias. Otro de los compromisos que ha adquirido la SCT es el de “remediar” o reparar de alguna manera el impacto ambiental que se generó con la construcción. “Los trabajos de mitigación ambiental” para compensar el impacto de la obra, continuará de común acuerdo entre la dependencia y las organizaciones de la sociedad civil. Hasta ahora, la única información a la que ha podido acceder el Colectivo por el Rescate del Paso Exprés, es la relacionada con la licitación del proyecto, por lo que demandaron al INAI resolver lo más pronto posible este caso para encontrar la verdad, particularmente después del 12 de julio de 2017, cuando se abrió el socavón de la vía, que costó la vida de dos personas. Aquel 12 de julio, Juan Mena López y su hijo Juan Mena Romero viajaban en su vehículo a su trabajo en una empresa de embutidos, cuando de pronto el suelo se abrió y cayeron al socavón. Desde el fondo se comunicaron con sus familiares y comenzó un trabajo agónico para poder rescatarlos. Sin embargo, ambos perdieron la vida. Hasta el momento no existe una sola persona juzgada o castigada por estos hechos, a pesar de que, a partir de ese momento, salieron a la luz un sinfín de irregularidades y anomalías en el proceso de licitación y construcción de la obra. En los primeros días de septiembre de 2017, las familias de ambas víctimas alcanzaron un acuerdo de reparación económica. Con ello, las denuncias por los hechos fueron sobreseídas. Sin embargo, la muerte de los Mena no fue el único hecho trágico del Paso Exprés. Durante su construcción y aún después de entregada la obra, decenas de accidentes ocurrieron en la vía rápida. Por ello, los activistas exigen la revisión detallada de los puntos de riesgo y su reparación.