Astudillo culpa a alcalde por saqueo en almacenes de Arcelia

lunes, 30 de abril de 2018
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Un día después de que el grupo delictivo La Familia Michoacana convocó a una turba para saquear dos almacenes de abarrotes en Arcelia, el gobierno de Héctor Astudillo Flores lamentó el crimen que provocó pérdidas económicas por 35 millones de pesos a un empresario que ha sido secuestrado en dos ocasiones y se negó a pagar cuota a la delincuencia. A través de un comunicado oficial, las autoridades estatales y federales se deslindaron de su responsabilidad argumentando que el alcalde priista de este municipio de la región de la Tierra Caliente que busca la reelección y es señalado por sus presuntos nexos con el narco, Adolfo Torales Catalán fue omiso. “La autoridad local fue totalmente negligente ya que nunca actuó ni siquiera para reportar los hechos que fueron alentados por un grupo delictivo”, indica el boletín del gobierno de Astudillo. Las investigaciones preliminares del gobierno estatal indican que desde las 4:00 horas de este domingo 29, “varias personas” se introdujeron a las dos tiendas de El Surtidor, ubicadas en pleno centro del poblado de Arcelia para robar mercancía con valor aproximado de 35 millones de pesos. “Las dos tiendas fueron saqueadas por alrededor de 800 personas civiles, entre adultos y niños, que fueron azuzados por el crimen y después de sustraer el 100% del producto de las ventas se dieron a la fuga”, indica el comunicado oficial. Las autoridades estatales y federales hicieron presencia en Arcelia hasta las 11:00 de la mañana, es decir, siete horas después de comenzar el saqueo en ambos almacenes. “Hasta que se recibió una llamada a la línea de emergencia 911, fue que la policía estatal y federal de la División Gendarmería acudieron al sitio de los hechos y verificaron los actos de rapiña cometidos por personas azuzadas por el crimen”, señala la administración astudillista. Luego, se informó que la Fiscalía estatal que permanece acéfala tras la renuncia de Xavier Olea Peláez, inició una carpeta de investigación por el delito de robo por hechos vandálicos. Reportes oficiales indican que el dueño de los establecimientos comerciales saqueados, se llama Arturo Fernández Sámano, quien ha sido secuestrado al menos dos ocasiones y ahora se negó a seguir pagando cuota al grupo de La Familia, razón por la cual fue atacado en su patrimonio económico de manera directa. Incluso, autoridades ministeriales que pidieron el anonimato, revelaron que el empresario se negó a interponer la denuncia formalmente por temor a sufrir ataques a su persona. Desde hace dos años, la guardia comunitaria de Teloloapan, vinculada al grupo de Guerreros Unidos, ha denunciado públicamente que el edil de Arcelia, Adolfo Torales quien en ese momento busca la reelección, está coludido con la banda de La Familia Michoacana, dirigida por Johny Hurtado Olascoaga “El Mojarro” y afincado en Arcelia. No obstante, la dirigencia estatal del tricolor que encabeza Heriberto Huicochea Vázquez decidió postular nuevamente a Torales Catalán para buscar la reelección en este municipio controlado por el narco.

Comentarios