Aprueban en Yucatán reformas al Código Penal para endurecer las penas en delitos sexuales contra menores

miércoles, 4 de abril de 2018
MÉRIDA, Yuc. (apro).- El Congreso local aprobó este miércoles reformas al Código Penal del estado para endurecer las penas en delitos sexuales contra menores de edad, como el abuso, acoso, hostigamiento y violación, entre otros; además, ya no prescribirán y se les seguirá penalmente en cualquier momento. Las reformas fueron aprobadas por unanimidad del pleno, luego de analizarlas con la participación de asociaciones civiles como Lazo para María A.C., Hogares Maná A.C., Centro para el Desarrollo Integral del Niño (Cedin), Salvemos una Vida y Patronato Vida Humana Integral, entre otras. Antes de su aprobación se hizo énfasis en que estas modificaciones legales darán a la víctima la garantía del acceso a la justicia, y que el responsable será perseguido y castigado con todo el peso de la ley. También se aumentarán las penas en los casos de abuso, hasta por 12 años de prisión (antes el límite era 10 años). “Con esto mandamos un mensaje inequívoco a todos los delincuentes que cometen este tipo de acciones: sus conductas no serán toleradas por la sociedad y su delito no cesará de ser perseguido por la autoridad”, señaló en tribuna la presidenta de la Junta de Gobierno, Celia Rivas Rodríguez. De acuerdo con la legisladora priista, este delito contra menores es un asunto de tal gravedad y complejidad que repercute en la psicología de las niñas y niños que son víctimas, les provoca un sentimiento de culpabilidad e interrumpe su desarrollo normal y, peor aún, la inocencia propia de su niñez. Por ello, destacó la importancia del dictamen avalado, porque como Poder Legislativo –subrayó-- es deber de los diputados velar por que las leyes sean adecuadas para combatir los delitos que más lastiman a la sociedad. La diputada también reconoció el trabajo de organizaciones civiles que trabajan con los tres niveles de gobierno para la promoción y reconocimiento de los derechos de las niñas, niños y adolescentes, con el fin de protegerlos y alejarlos de ambientes donde pueden ser víctimas de delitos de índole sexual. “Esta nueva conciencia se debe, y hay que decirlo como tal, a la participación decidida que organizaciones de la sociedad civil han tenido para promover este tema en la agenda pública. Comprendiendo que se trata de un delito terrible que debe ser denunciado, aunque el presunto responsable sea un familiar”, recalcó. En su oportunidad, la panista Beatriz Zavala Peniche reveló que México tiene el primer lugar a nivel mundial en materia de abuso sexual y violencia física en menores de 14 años, y lo más grave, apuntó, es que sólo se llega a conocer el 2% de los casos, porque es un problema social que involucra a miembros de la familia y de la escuela, donde debería brindarse la mejor enseñanza. Con estas reformas, agregó, se crean penas más rígidas a quienes cometan este tipo de delitos, y al ser imprescriptibles permitirán que exista una madurez intelectual en la víctima para denunciar, dejar precedentes y reducir estos actos en el país. “Hoy le decimos a la sociedad que estamos avanzando en el tema. Nosotros cumplimos con nuestra tarea legislativa y la sociedad nos deja ayudar a organizarnos como Estado mexicano para la prevención de un delito tan grave que lastima tanto en lo personal como en lo social”, remató.

Comentarios