Fiscalía de NL detecta 40 carpetas mal integradas contra excolaboradores de Rodrigo Medina

miércoles, 4 de abril de 2018
MONTERREY, NL (apro).- El nuevo fiscal anticorrupción Javier Garza y Garza ha tenido que reconsiderar por lo menos 40 expedientes elaborados en contra de excolaboradores del exgobernador priista Rodrigo Medina, debido a que estaban mal integrados. En entrevista Garza y Garza, recién designado encargado del área de combate a la corrupción en la actual administración estatal, explicó que, al llegar al puesto, encontró que hay disparidad de criterios que han afectado los más de 170 expedientes integrados y han ocasionado que, en muchas ocasiones, los imputados terminen sin ser vinculados. Este es el caso de Medina de la Cruz, a quien se le han desechado cargos por carpetas mal integradas, aunque posteriormente ha vuelto a ser acusado y vinculado. “Nos dejaron 40 asuntos judicializados y estamos viendo, nuevamente, la posibilidad de continuar o no con la judicialización de los mismos. Hemos visto algunos defectos realizados por la Fiscalía en relación con eso, y tenemos que analizar algunos asuntos. Precisamente estamos viendo y analizando cuál es el mejor camino”, reveló. Luego señaló que, de los casos que ha recibido, 33 corresponden a vinculaciones que continuarán bajo la conducción de Ernesto Canales, anterior subprocurador y quien, luego del cambio de fiscal, asumió una unidad especial de investigación para continuar los expedientes que inició. “Yo quería continuar con la inercia de la Subprocuraduría Anticorrupción en los términos en los que estaba encarrilado, pero al ver algunas cosas que no me gustaron como abogado, ahí es donde estoy metiendo freno y analizando cada caso concreto”, aclaró. Todos los casos que están en análisis son de la anterior administración, puntualizó Garza y Garza, quien señaló que los principales defectos que encontraron en las carpetas son la falta de pruebas y de datos, lo que conduce a una no vinculación a proceso, incluso por la tramitación de los amparos. En lo que fue una acusación a la Subprocuraduría de Canales, dijo que no se puede vincular con bases endebles, pues se debe analizar si el caso puede llegar a una sentencia condenatoria. “Estar vinculando con datos de prueba sería muy fácil, para vincular a muchos funcionarios, pero para mí lo más importante es llegar a sentencia condenatoria con carpetas bien sólidas”, atajó. También recordó que la semana anterior detectó un caso deficientemente armado, por lo que pidió al agente investigador que lo reservara, aunque fue desobedecido. El responsable se expone a ser sancionado. “Yo muy claramente di la instrucción de que nos desistiéramos o que esperáramos, porque resultaría en una no vinculación a proceso, pues no teníamos a ningún funcionario con vinculación, y a final de cuentas resultó que contra mis órdenes siguieron otras instrucciones, y la realidad es que quedé muy molesto por esa situación, pero es momento de enmendar las cosas para llevarlas lo mejor posible”, admitió. Igual explicó que, de los expedientes recibidos, la mitad son por ejercicio indebido de funciones, aunque encontró que los criterios con los que se han evaluado las imputaciones no son iguales, lo que lo ha motivado a convocar a los fiscales a unificar razonamientos. Por último, afirmó que en su nuevo puesto como encargado del combate a la corrupción en Nuevo León no será relevante el nombre de Rodrigo Medina, quien parecía ser el objetivo principal de la administración de El Bronco, pues para él todos los casos serán tratados de la misma manera, sin consideración de rangos ni trayectorias.

Comentarios