Madre exige castigo a policías que torturaron y causaron la muerte de su hijo

martes, 1 de mayo de 2018
SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P., (apro).- Varias mantas fueron colgadas en distintos puentes peatonales de Ciudad Valles con mensajes dirigidos al gobernador Juan Manuel Carreras López y al fiscal Federico Garza Herrera, con un reclamo para que se haga justicia por la muerte del menor José Antonio Flores Jaures, quien falleció en un hospital después de haber sido detenido y torturado por elementos de la policía municipal. Con una pancarta similar en las manos, María Macrina Jaures Ramos, madre de José Antonio se plantó el lunes en la plaza principal, frente a la Presidencia Municipal, donde se celebrarían los honores a la Bandera. El canal en redes CualTV publicó que, ante la mujer, los funcionarios municipales que se encontraban en la plaza optaron por meterse al Palacio Municipal. “Yo quiero a los asesinos en la cárcel porque no es justo que me lo hayan torturado y matado. Ellos siguen en la calle como si nada, como si nada pasó”, dijo la mujer a los reporteros que la abordaron. José Antonio fue detenido junto con un joven de 19 años, luego de que se reportó que ambos habían ingresado a las instalaciones de un canal local, presuntamente para robar. Pero los preventivos que acudieron, según documentó la Comisión Estatal de Derechos Humanos, no se limitaron a llevarlo a los separos: los golpearon, los “pasearon” por la ciudad y los sometieron a varios actos de tortura, como choques eléctricos en las costillas. El menor fue llevado al hospital después de pasar varias horas en la Comandancia y ante el Ministerio Público. Murió a consecuencia de las lesiones cuatro días después. “Hace 12 días que murió y hasta ahorita no hay respuesta, no hay nada”, dijo en su protesta María Macrina, quien afirmó que su hijo le contó que lo presentaron ante el director de Policía, quien estuvo al tanto de los actos de tortura cometidos por los agentes bajo su mando –identificados como Talibanes, un grupo de élite de la policía de Ciudad Valles- y denunció que su familia es vigilada por patrulleros y que tiene miedo. “Nos mandan patrullas a vigilarnos, la familia tiene mucho miedo, yo también tengo mucho miedo, pero lo tengo que hacer, no se puede quedar así”, añadió la mujer. En sus últimas horas, José Antonio sostuvo ante su madre que los integrantes del grupo táctico policial le causaron las lesiones que finalmente le causaron la muerte. “Le golpearon y le hicieron mucha cosas más que no me quiso decir. Estaba destrozado; cuando lo llevaron al hospital ya iba convulsionándose y vomitando sangre”. La alcaldesa interina Alicia Juárez Luna –quien suple al presidente municipal Jorge Terán, aún en funciones cuando el muchacho fue detenido, y ahora busca la reelección- informó que la Comisión de honor y justicia de la Policía realiza una investigación sobre el proceder de los agentes. “Lo que correspondía de primera mano era suspenderlos”, explicó, pero deslindó a la autoridad municipal de alguna otra intervención. “La Subprocuraduría pasará el asunto a un juzgado, nosotros no tenemos acceso al expediente; sabemos de algunas actuaciones porque nos han pedido información, han citado a personas, pero no somos la instancia para resolver”. A la madre de José Antonio, dijo la alcaldesa interina, se le ofreció apoyo psicológico “pero no lo quiso”. La funcionaria dijo desconocer la intervención del director de Policía en el caso y la intimidación denunciada por María Macrina Jaures en contra de ella y su familia. “Hasta ahorita no tengo conocimiento de que así haya sido. Se tendría que investigar…sí se va a investigar”, afirmó.