Huachicoleo, la línea de investigación en el homicidio del candidato de Morena en Apaseo el Alto

sábado, 12 de mayo de 2018
SILAO, Gto. (proceso.com.mx).- Un grupo del crimen organizado dedicado al robo y venta de combustible habría sido el responsable de asesinar al candidato de la coalición Juntos haremos historia a la alcaldía de Apaseo el Alto, José Remedios Aguirre Sánchez, según las líneas de investigación de la Procuraduría de Justicia. A nombre del Grupo de Coordinación Guanajuato –mismo que preside el gobernador Miguel Márquez Márquez- el secretario de gobierno Gustavo Rodríguez Junquera leyó un comunicado la noche del viernes en el que afirmó textualmente que las líneas de investigación que se tienen hasta el momento “señalan posibles vínculos con grupos dedicados al trasiego de combustible”. Incluso, precisó que las corporaciones y dependencias estatales, federales y municipales que forman parte del Grupo de Coordinación “intercambiaron información de inteligencia que permite tener como hipótesis que fue un grupo dedicado al robo de hidrocarburos el que privó de la vida al candidato”. Aunque el único dato que expuso el funcionario estatal para sustentar esta afirmación en una rueda de prensa convocada ex profeso, fue que en abril pasado el propio candidato José Remedios Aguirre había presentado una denuncia por difamación contra varias personas que lo acusaban de vender combustible robado. Al respecto, el procurador de Justicia Carlos Zamarripa Aguirre explicó que esta denuncia fue archivada, debido a que el tiempo en que fue presentada por el candidato, coincidió con la derogación del delito de calumnia por el Congreso estatal. A pregunta expresa sobre los antecedentes de Aguirre Sánchez –de 34 años-, Zamarripa confirmó que en el año 2008 fue detenido y procesado por el homicidio de una persona a la que disparó, pero quedó en libertad al comprobar que se trató de un crimen cometido en legítima defensa. También dijo que el candidato intentó poner en operación una empresa de seguridad privada, pero no obtuvo el registro para ello. Eso sí, al inicio de la rueda el secretario Rodríguez Junquera expresó una condena por este asesinato y anunció que una célula de la Agencia de Investigación Criminal de la Procuraduría de Justicia se hace cargo de las indagatorias en este caso. A la CIDH Mientras tanto, la noche del mismo viernes, a las puertas del Palacio de Gobierno en la capital del estado, un grupo de militantes de Morena encabezados por el candidato a gobernador, Ricardo Sheffield Padilla, protestaron por el asesinato del candidato a la presidencia municipal de Apaseo el Alto. Sheffield Padilla anunció que se recurrirá a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) para solicitar que se implementen medidas cautelares en Guanajuato “que garanticen a los guanajuatenses el resguardo de su integridad, ante la incapacidad y el fracaso del gobierno de Guanajuato y del país para hacerlo”. Acompañado por otras candidatas y candidatos como el senador Miguel Ángel Chico Herrera, Sheffield expresó un rechazo del partido a los señalamientos que vinculan a José Remedios Aguirre con el huachicol. “A Remedios lo asesinaron por ser candidato, y lo asesinaron porque en Guanajuato no hay seguridad para nadie”, espetó Ricardo Sheffield. “Que no nos engañen, en este gobierno de Miguel Márquez pueden asesinar a un bebé y al día siguiente lo quieren correlacionar con los huachicoleros”. En la protesta, se guardó un minuto de silencio en memoria del candidato, luego de lo cual los presentes cantaron el Himno nacional. Un enviado desde el interior del Palacio de Gobierno ofreció al grupo un diálogo con el Secretario de Gobierno, pero los militantes de Morena se negaron, ya que exigían “que el gobernador Márquez de la cara, así como lo hizo cuando pidió los votos”.