Detienen a Nestora Salgado en Chilapa porque viajaba con policías comunitarios armados

jueves, 17 de mayo de 2018
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Nestora Salgado García, candidata de Morena al Senado de la República, fue detenida de manera momentánea en Chilapa porque, de acuerdo con el protocolo de seguridad, no podía cruzar por el municipio con policías comunitarios armados. El hecho se registró cerca de las 11 horas de este jueves sobre la carretera federal Tlapa-Chilpancingo, a la altura del crucero que conecta la cabecera de Chilapa con el poblado de Atzacoaloya, donde fue instalado un retén policiaco militar. [video width="640" height="352" mp4="https://cdn.proceso.com.mx/media/2018/05/WhatsApp-Video-2018-05-17-at-16.09.33.mp4"][/video] Video difundido por la Sedena En ese punto fue detenida una caravana de autos con policías comunitarios que portaban armas de fuego y que iba encabezada por la activista Nestora Salgado y el director del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, Abel Barrera. Los militares y agentes estatales impidieron el paso de los vehículos bajo el argumento de que los guardias comunitarios “no pueden transitar armados” sobre carreteras federales. Finalmente, después de un momento ríspido, la candidata al Senado aceptó que la policía estatal la escoltara hacia la Costa Chica, donde el candidato presidencial de la coalición Juntos Haremos Historia, Andrés Manuel López Obrador, encabezó un mitin en el municipio de San Marcos y posteriormente un encuentro privado con notarios en el puerto de Acapulco. Por su parte, los policías comunitarios regresaron a Olinalá por la misma carretera federal que conecta la región Centro con la Montaña guerrerense. Nestora Salgado, que ayer regresó a Guerrero después de dos años de ausencia, escribió en su cuenta de Twiter: “Ya salimos de Chilapa: agradecemos a la Policía Comunitaria por ser la única institución que respondió para brindarnos seguridad. Necesitamos construir un país donde se garantice el libre tránsito de las personas. Queremos #Paz, #Seguridad y #Reconciliación. ¡Nada nos detiene!”. Previamente, a través de la misma red social, el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan destacó que la caravana encabezada por Salgado había sido retenida por el Ejército en Chilapa, y exigió frenar “la violencia institucional de género” contra la candidata. En respuesta, el gobierno de Héctor Astudillo emitió un comunicado donde puntualizó que las autoridades de seguridad federal y estatal “respetaron los derechos” de la activista. Detalló que las autoridades y la candidata al Senado acordaron que los policías comunitarios de Olinalá que la escoltaban “no podían ingresar con armas a Chilapa, por lo que se les ofreció acompañamiento y garantías de seguridad”. Añadió: “Los propios comunitarios optaron por guardar sus armas y se les ofreció (a Nestora Salgado) acompañamiento por parte de una patrulla de la Secretaria de Seguridad Pública estatal (SSP) y del Ejército, de Chilapa a Tixtla”. El comunicado del gobierno estatal remató: “El acuerdo fue aceptado para brindarles garantías de seguridad y evitar que sufrieran algún incidente”.

Comentarios