La PF actúa como 'custodio” de concesionaria en lugar de perseguir delincuentes: diputado de Colima

lunes, 28 de mayo de 2018
COLIMA, Col. (apro).- El diputado panista Luis Humberto Ladino Ochoa denunció que durante el desalojo de manifestantes de la caseta de peaje de Cuyutlán, el pasado domingo 27, la Policía Federal (PF) actuó como “custodio” de los intereses de la concesionaria, cuando “debería estar resguardando la seguridad, persiguiendo delincuentes, y no a unos ciudadanos que nos estábamos manifestando pacíficamente para darle paso libre a los vehículos”. En el operativo contra los inconformes, dijo, participaron alrededor de 300 agentes federales vestidos de antimotines, con macanas, escudos y cascos, con los que agredieron a la gente y, entre otras cosas, provocaron que un adulto mayor resultara lesionado, con dislocación de un hombro. Ladino Ochoa anunció que por ese motivo los asistentes a la manifestación interpondrán mañana una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Colima (CDHEC), con el propósito de que se investigue lo ocurrido y se sancione a los responsables. El pasado miércoles 23, organizadores de la liberación de la caseta de Cuyutlán fueron al Congreso local a invitar a los 25 legisladores al acto de este domingo, pero sólo acudieron Luis Ladino, Nabor Ochoa López y Leticia Zepeda Mesina. De acuerdo con Ladino, cuando llegaron a la caseta tuvieron una plática con el encargado de la concesionaria y le dijeron que se había llegado a un acuerdo días antes para que se liberara la caseta de diez de la mañana a cinco de la tarde, a lo que el representante dijo que desconocía ese acuerdo, por lo que decidieron caminar para tomarla. Sin embargo, los policías federales replegaron a los manifestantes, mientras los empujaban con sus escudos, incluidos periodistas y los diputados que se encontraban en ese lugar. Tras los hechos, señaló Ladino Ochoa, hubo algunos golpes, por lo que lamentó mucho no haber acudido antes a los actos de liberación de la caseta, porque “sí vi cómo hay una represión hacia estos manifestantes, máxime que llegó un grupo que se denomina ‘Yo soy Colima’, que son golpeadores y que llegaron a agredir primero verbalmente; estaba el director de Gobierno, Ramón Pérez. Yo le dije que si algo pasaba lo hacía responsable porque el gobierno del estado debe brindar seguridad a esta gente que estaba manifestándose para que se abriera la caseta. Afortunadamente no pasó a mayores con ellos, fue simple violencia verbal”. Al respecto, el gobernador José Ignacio Peralta Sánchez declaró que el asunto debe resolverse por la vía institucional, dado que las acciones de carácter anárquicas o el activismo pueden exacerbar los ánimos y llevar a confrontaciones que generan un entorno que no es el adecuado. “Hay una ruta institucional que seguir, nosotros vamos a seguir esa ruta, no vamos a generar anarquía ni jaloneos, queremos una reunión como ya la va a haber con la SCT (Secretaría de Comunicaciones y Transportes) para analizar desde el punto de vista jurídico y financiero la problemática de la caseta”, puntualizó el mandatario. Sobre esta postura del gobernador, Ladino cuestionó que si no se va a meter en el asunto “¿por qué las camionetas de la Policía estatal acarrean a los miembros del grupo de choque? Entonces ¿se va a meter o no se va a meter, gobernador? Porque está muy incongruente, pues por un lado dice que no se va a meter, que no va a ser anárquico, y por otro lado se usa a la policía estatal para este grupo de choque”. Y advirtió que se unirá a las manifestaciones por la liberación de la caseta. “Voy a pertenecer y voy a acudir todos los domingos a la toma de esta caseta con mis derechos como ciudadano”.  

Comentarios