Presunto asesino del periodista Javier Valdez busca amparo

martes, 29 de mayo de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Heriberto Picos Barraza “El Koala”, presunto asesino material del periodista Javier Valdez Cárdenas, interpuso un recurso de amparo ante la justicia federal en un intento por ser excarcelado. La defensa del “Koala” refirió en su escrito que el auto de vinculación a proceso dictado contra su cliente en la audiencia inicial -celebrada el pasado 29 de abril - es violatorio de los artículos14 y 16 constitucionales, aunque no refieren exactamente en que consiste la presunta vulneración de los derechos fundamentales del imputado. En aquella audiencia, Picos Barraza fue vinculado a proceso por su probable responsabilidad en la comisión del delito de homicidio en agravio del periodista, escritor y fundador del semanario Ríodoce, y corresponsal del diario La Jornada. En la audiencia de control de detención de fecha 24 de abril, al imputado le fue decretada la medida cautelar de prisión preventiva. El Ministerio Público Federal adscrito a la Fiscalía Especializada en Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión (FEADLE), de la Procuraduría General de la República (PGR), afirmó que el móvil del crimen está relacionado con unas publicaciones realizadas por Javier Valdez contra los líderes de una célula del cártel de Sinaloa encabezada por Dámaso López Núñez “El Licenciado”, y su hijo Dámaso López Serrano “El Mini Lic”, ambos actualmente en prisión. Al respecto, en entrevista con un fiscal, “El Koala” habría dicho que la publicación de Valdez disgustó a “gente de Eldorado”, en referencia a la región donde operaban “Los Dámaso”, y en pago por su participación en el crimen recibió una pistola plateada que tenía en sus cachas blancas la imagen de “el Mini Lic”. Detenido el 23 de abril en la colonia Pedregal de Santa Julia, en Tijuana, Picos Barraza reveló a las autoridades la identidad de otros presuntos participantes en el asesinato, entre quienes figuran Luis Idelfonso N. y Juan Francisco N., éste último familiar del presunto asesino. De acuerdo con la investigación, un testigo aseguró al Ministerio Público que “en una ocasión se encontraba tomando con Heriberto y otro de los involucrados y los escuchó hablar de Dámaso y del asesinato del periodista”. Ahí surgió la versión de la molestia de “la gente de Eldorado”. Durante la audiencia la FEADLE reveló que intervino llamadas de Heriberto N. con sus familiares y amigos y que en las comunicaciones “el imputado denotaba temor a ser detenido y evitaba hablar sobre su ubicación y mencionar cualquier aspecto que permitiera saber en dónde se encontraba”. La cita textual fue difundida por Ríodoce. De acuerdo con ese testimonio, en una de las llamadas un hombre no identificado, le dice a Heriberto que uno de sus primos “lo está poniendo” y le está ayudando a la policía para localizarlos. “El Koala” contestó que no tiene problemas ya que en tres ocasiones lo había detenido la policía y “no le había salido orden de aprehensión”. Tras su detención, como medida de seguridad y a petición del propio Picos Barraza, la madrugada del 25 de abril fue trasladado del centro penitenciario (CRS) de Aguaruto, en Culiacán, al Centro Federal de Readaptación Social (Cefereso) número 8 en Guasave, pues se temía por su integridad física. La demanda de garantías que interpuso fue radicada en uno de los Juzgados de Distrito de la capital sinaloense, donde ya se solicitaron los informes previo y justificado del Juez de Distrito Especializado en el Sistema de Justicia Penal Acusatorio adscrito al Centro de Justicia Federal con residencia en Culiacán. En el juicio de amparo que ya conoce un juez federal de Culiacán se solicitó a la autoridad responsable (Juez de Distrito Especializado en el Nuevo Sistema de Justicia Penal) que informe dentro del término de tres días “quiénes son los ofendidos en la causa penal 49/2018”. Se fijó para el desahogo de la audiencia constitucional la mañana del 22 de junio próximo. Con información de Zeta

Comentarios