Al cuarto día de paro, maestros radicalizan acciones e instalan mesa de diálogo con Murat

jueves, 31 de mayo de 2018
OAXACA, Oax. (apro).- Luego de acusar al gobierno de Alejandro Murat de utilizar un doble discurso para retrasar el diálogo, los maestros de la Sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE-CNTE) radicalizaron sus acciones hasta lograr paralizar las actividades gubernamentales y que hoy se instalara una mesa de diálogo. Sin embargo, los maestros mantienen bloqueados, por segundo día consecutivo, todos los accesos al Aeropuerto Internacional de Oaxaca y la terminal de autobuses de Oriente (ADO). Por estas acciones y la posible toma de los complejos gubernamentales de Ciudad Administrativa y Judicial, los alrededor de 10 mil trabajadores del gobierno del estado suspendieron labores por decisión del sindicato de burócratas. A cuatro días de que iniciaron el paro indefinido, la Sección 22 ratificó sus estrategias de lucha movilización-negociación-movilización para obtener respuestas al pliego petitorio de demandas entregado el pasado 1 de mayo. En un comunicado, el magisterio manifestó que “a raíz de las acciones que implemento el magisterio, el gobierno se comprometió a instalar una mesa de negociación este miércoles, sin embargo, el gobierno dejó plantada a la comisión política por lo que ampliaron sus acciones con bloqueos carreteros y mantuvieron 24 horas el bloqueo al aeropuerto y la terminal de autobuses”. Aclararon: “salimos a las calles no para pedir incremento al salario, sino para exigir respeto a los derechos laborales del trabajador desconocidos desde el decreto de 2015 para implementar la mal llamada reforma educativa”. Advirtieron que el plan de acción determinado por su asamblea estatal continúa hasta obtener la apertura del diálogo con autoridades estatales y de solución a sus demandas. Por lo pronto, hoy se instaló una mesa de diálogo entre la comisión política del SNTE y el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, la cual inició a las 9:30 horas en la ciudad administrativa. Entre el propio magisterio han surgido dudas por la radicalización de estas acciones porque provoca el desgaste de las bases tomando en cuenta que esos cierres duran más de 24 horas y porque el año pasado no hubo ninguna acción porque la dirigencia magisterial tenía esa “buena relación” con el gobernador Alejandro Murat y ahora no entienden la razón de ese distanciamiento.