Cientos de familiares de desaparecidos claman por justicia con marcha en Guadalajara

viernes, 4 de mayo de 2018
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Con una marcha silenciosa que congregó casi a dos mil personas, madres de desaparecidos, en compañía de amigos y familiares, se manifestaron para exigir justicia y que sus hijos regresen con vida. El contingente partió de la avenida México al cruce con Chapultepec, rumbo a la glorieta de Los Niños Héroes, renombrada de manera simbólica como la glorieta "de las y los desaparecidos". A la altura de la avenida Hidalgo se unió el vocalista de Café Tacvba, Rubén Albarrán, quien prendió copal y después hizo sonar constantemente una sonaja. Las mujeres participantes portaban cartulinas, mantas y lonas en las que pedían ayudar a localizar a su familiar. Otras cartulinas mostraban mensajes como: "Hijo, escucha, tu madre está en la lucha"; "Cuando alguien muere se le tiene que dejar ir, cuando está desaparecido se le tiene que volver a ver"; "Cuando nos falta alguien, no podemos olvidar, no debemos olvidar". Al llegar a la glorieta, la primera en tomar el micrófono para exigir la aparición de sus familiares fue Guadalupe Aguilar, dirigente de la Fundación por Nuestros Desaparecidos (Fundej), quien afirmó que en este año han desaparecido 608 personas. Igual reclamó "la indolencia y la incapacidad de las autoridades para encontrar a los nuestros, pues no hacen lo suficiente, y es por eso que estamos aquí para manifestar nuestro dolor de no tener nada que festejar este 10 de mayo, Día de la Madre". Posteriormente, se guardó un minuto de silencio. Otra que tomó la palabra fue la hija de Juan José Meléndrez para compartir una carta que escribió a su padre, quien se encuentra desaparecido junto con dos de sus hijos y un sobrino desde el 1 de febrero. Luego intervino una mujer que portaba dos fotografías, una de Juan de Dios González Gómez y otra de Carlos Eduardo Amador. La señora, con voz entrecortada, cuestionó el actuar de la autoridad que clasifica a los desaparecidos como expedientes o números, y recalcó que "son seres humanos". Entre cada intervención de las madres afectadas se interpretó una melodía, así se escuchó “Sólo le pido a Dios”, “La Maza” y “Cómo te extraño mi amor”. El cantante Rubén Albarrán expresó su apoyo a los afectados y les dijo que "los acompañamos con un buen pensamiento y un buen rezo (...) por los miles de desaparecidos de esta guerra que vivimos en nuestro país, porque es un país en guerra". Prosiguió: "Y deseamos sanarlo con nuestro propio actuar, caminando más derechito, de darnos cuenta de cómo afecta nuestra actividad diaria". También deseó "fuerza a todas las madres". En la parte alta de la glorieta se instalaron instrumentos musicales y se ofreció un pequeño concierto a los asistentes, el cual concluyó a las 20:30 horas.

Comentarios