El TEPJF 'tira” candidatura de Gilberto Alcalá en Cuernavaca; Morena y aliados, van con suplente

viernes, 22 de junio de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- La coalición Juntos Haremos Historia tiene en Cuernavaca su talón de Aquiles, y es que las pugnas entre los partidos que la conforman: Morena, Encuentro Social y del Trabajo, así como entre sus respectivas tribus internas, han cerrado la posibilidad de un candidato fuerte para pelear la capital del estado. A pesar de que esta coalición en Morelos tiene la oportunidad de alzarse con el triunfo con un candidato con los mejores números para ganar la gubernatura, Cuauhtémoc Blanco Bravo, en Cuernavaca falló la apuesta de éste último, con Gilberto Alcalá, pero también la de sus adversarios con José Luis Borbolla. El pleno de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) confirmó el acuerdo del Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac), que canceló el registro de la coalición Juntos Haremos Historia a la presidencia municipal de Cuernavaca, y declaró improcedente de sustitución en dicha candidatura. En la discusión del recurso SUP-REC-457/2018 y acumulados, los magistrados declararon “parcialmente fundado el agravio relativo a la inaplicación implícita de la parte final del artículo 182 del Código Electoral local, que establece que los partidos políticos podrán solicitar ante el Consejo Estatal, fuera de los casos previstos, la cancelación del registro de uno o varios de sus candidatos”. La coalición cometió un error, pues en lugar de solicitar la anulación de la candidatura, demandaron la cancelación de la misma encabezada por José Luis Gómez Borbolla, exlíder del PES en Cuernavaca, lo cual es legal, según el Tribunal, pero al mismo tiempo solicitaron la sustitución con la propuesta de Cuauhtémoc Blanco, el exárbitro Gilberto Alcalá, lo cual, no es posible. “Los partidos políticos (pueden) cancelar las candidaturas que postulan”, no obstante, “ante la cancelación no procede la sustitución del candidato”, argumentaron los magistrados. La cancelación de las candidaturas es procedente pues parte “de la ponderación” del derecho constitucional de los partidos políticos a la autodeterminación y auto-organización frente al derecho político electoral del ciudadano a ser votado. En este caso, se revisó “si la postulación (de Gómez Borbolla) derivó de un procedimiento interno de selección con la participación de la militancia o se trata de una designación directa”. Al hacerlo, resultó sencillo determinar la procedencia de la cancelación, pues “la candidatura había sido resultado de una designación directa y haberse acreditado que la determinación respectiva fue adoptada por consenso de los integrantes del máximo órgano de dirección política de la coalición, toda vez que su candidato había incumplido el deber de comprometerse a realizar una campaña intensa que representará los intereses y principios de la coalición”. Sin embargo, no fue posible sustituir a José Luis Gómez Borbolla, conocido como “Choche”, quien incluso tiene espectaculares en gran parte de la ciudad e incluso hubo transmisión de espots en radio y TV, por la apuesta de Cuauhtémoc Blanco Bravo, candidato a gobernador, del exárbitro internacional Alcalá Pineda, pues ésta se solicitó fuera del término legal. De acuerdo con el artículo 182 del Código electoral local, la única manera de sustituir al candidato, fenecido el plazo legal, es por la muerte del mismo, su inhabilitación judicial o administrativa, la declaración de incapacidad o la renuncia. Sin embargo, ninguna de estas causas ocurrieron. El líder nacional del PES, Hugo Erick Flores, desacreditó la candidatura del “Choche”, e incluso ordenó su remoción como líder partidista en Cuernavaca, pero no logró convencerlo de renunciar. “Choche” Borbolla es cuñado de Sergio Estrada Cajigal, quien en el 2000 se hizo con la gubernatura bajo las siglas del PAN, venciendo por primera vez en la historia al PRI. A pesar de haber pasado 18 años de este hecho y de que su gubernatura estuvo plagada de señalamientos de frivolidad, corrupción y señalamientos de vinculación con el narco, Estrada Cajigal sigue teniendo presencia importante en Cuernavaca. En este escenario, Juntos Haremos Historia tiene en Morelos a los candidatos mejor posicionados a la presidencia y a la gubernatura, pero en la capital, competirá con Francisco Antonio Villalobos Adán, quien fue registrado con su apodo “Lobito”, de quien se sabe fue director de Gobernación y Normatividad en el ayuntamiento de Cuernavaca en el trienio pasado con el priista Jorge Morales Barud, quien hoy en día busca ser diputado federal por el sur de Morelos. El panorama en Cuernavaca no se ve fácil para Morena-PES-PT, pues enfrente tiene al diputado federal Javier Bolaños Aguilar, quien compite por PAN-Movimiento Ciudadano, y al abogado José Luis Urióstegui Salgado, que contiende como independiente, pero esta semana obtuvo el apoyo de grupos vinculados a Morena, y que podría capitalizar los problemas al interior de Juntos Haremos Historia.