Gobernador panista olvida promesa de transporte gratuito para adultos mayores en Querétaro

viernes, 22 de junio de 2018
QUERÉTARO, Qro. (apro).- El panista Francisco Domínguez está por cumplir tres años como gobernador pero aún no concreta una de sus promesas de campaña más populares: transporte gratuito para todos los adultos mayores. "Todavía estamos esperando. Me voy a hacer viejo. A ver cuándo nos toca, si es que vivimos", deploró Felipe Hernández, un adulto mayor entrevistado sobre la promesa del hoy gobernador. En mayo de 2015, cuando buscaba el voto, Domínguez Servién ofreció que el transporte público sería gratis para adultos mayores, e incluso para personas con discapacidad, como quedó registrado en un video. "El transporte público será gratuito para todos nuestros adultos mayores", dijo en el acto donde presentó sus propuestas en materia de movilidad. El panista resultó favorecido en las elecciones de hace tres años y tomó posesión como gobernador el 1 de octubre de 2015, pero es fecha en que los adultos mayores siguen pagando por viajar en el transporte público colectivo. Uno de los colaboradores más cercanos del mandatario, quien se encargó del proyecto de modernización del transporte público Qrobús, Luis Bernardo Nava Guerrero, dejó su cargo para ser candidato por la presidencia municipal de Querétaro. "Hoy, con la frente en alto, podemos decir a los ciudadanos que les estamos cumpliendo", manifestó Luis Nava, entonces jefe de la Oficina de la Gubernatura, el pasado 29 de octubre, cuando arrancó la primera etapa del sistema Qrobús. Nava Guerrero dejó su cargo y se fue de candidato a edil, por lo que de manera similar al actual gobernador lanzó sus propuestas “taquilleras”: "duplicar la seguridad" y que va a "reducir el tráfico a la mitad". Sin embargo, ahora no todas las personas de la tercera edad les creen a ambos políticos del PAN. "Ahorita todos andan en campaña y pues prometen cosas que ellos saben que no se van a cumplir", opinó Manuel, otro adulto mayor que utiliza el transporte público. En tanto, Francisco Sánchez Martínez, otra persona de la tercera edad que accedió a ser entrevistado, expresó indignado: "Todos los panistas y priistas son una bola de culeros, ¡habladores!, nomás quieren enriquecerse". María Concepción Araiza y su esposo José Ugalde, personas de la tercera edad, debieron pagar 16 pesos por viajar en dos autobuses, debido a una tarifa preferencial otorgada por los concesionarios. El recorrido que hicieron fue de poco más de 14 kilómetros en total, de ida y vuelta, desde su casa en la colonia exhacienda Santa Ana, al norte de la ciudad, hacia una clínica del Seguro Social, ubicada en la zona poniente, donde tenían una consulta médica. "Tenemos que estar pagando cada que sube uno a los camiones", puntualiza la señora María Concepción. Su esposo, José Ugalde, agregó que la ruta "N", la cual los lleva hasta la clínica del IMSS, comienza a brindar servicio hasta las ocho de la mañana. "No pasa el camión, en la mañana no pasa, si acaso pasan de las ocho en adelante", sostuvo. Por eso cuando tienen que estar a las seis de la mañana en la clínica, la pareja de adultos mayores narró que se ven obligados a pagar un taxi. Lamentan prepago De las acciones que fueron impulsadas -cuando Nava Guerrero estuvo al frente del proyecto de modernización del transporte urbano- resultó la puesta en marcha de la tarjeta de prepago Qrobús. "A veces, uno ya no puede trabajar y luego ya no tiene uno para pagar los transportes", deploró el señor Ignacio Hernández Reséndiz, quien relató que ha tenido "fugas de dinero" ahora que utiliza la tarjeta de prepago. "Fíjate que no son muy legales esas tarjetas, ahí en los servicios de los autobuses del transporte, aquí local, paga uno 10 pasajes, nomás salen 6, 7 pasajes, no, pues ya tu tarjeta ya no trae saldo", lamentó. Y para los usuarios del transporte público urbano las mejoras al transporte público urbano han resultado contraproducentes. "Ahora tenemos que ir a hacer filas y filas y filas para poder pagar, porque se paga por medio de una tarjeta. Para nosotros es difícil estar ahí formados", explicó la señora María Esther Cortés. No es el único compromiso incumplido, el gobernador también ofreció un aumento sostenido de 10% al presupuesto de la Universidad Autónoma de Querétaro (UAQ), lo que tampoco ocurrió.

Comentarios