Notifican a juez de penal de Chihuahua que operador de Beltrones deberá permanecer en Chihuahua recluido

sábado, 23 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (proceso.com.mx).- El juez de Distrito adscrito al Centro de Justicia Penal Federal en la Ciudad de México, con residencia en el Reclusorio Norte, Marco Antonio Fuerte Tapia,  notificó hoy al director del Centro de Reinserción Social número 1 de Chihuahua, que el exdirector general adjunto del PRI, Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, estará bajo su vigilancia hasta que concluya el proceso penal. De acuerdo con el oficio número CJPF/JUDICIAL/5411/2017, dirigido al director del Cereso estatal, Juan Martín González Aguirre, Gutiérrez Gutiérrez deberá permanecer recluido ahí hasta que concluyan los dos años de investigación de la causa penal número 24/2018. “Me permito comunicarle que el 22 de junio del año en curso, en audiencia pública celebrada en la Sala Dos de este Centro Penal Federal, dentro de la causa penal 24/2018, instruida contra Alejandro Gutiérrez Gutiérrez, se modificó la medida cautelar que se impuso a dicha persona, consistente en la prisión preventiva justificada por el término de seis meses (…)”, indica el oficio enviado a Chihuahua. La medida cautelar tendrá efectividad en el Cereso número uno “y su vigilancia quedará a cargo del director de esa institución penitenciaria (…) se le conmina a dar cumplimiento del mandato (…)”. El juez Fuerte Tapia suplió al polémico juez Gerardo Moreno García, quien fue trasladado a Tuxtla Gutiérrez, Chiapas, el mes pasado. "A las 11.30 de la mañana (de ayer), tiempo local de Chihuahua,  se llevó a cabo una audiencia para revisar la prisión preventiva, el plazo que vencía ayer. Los ministerios públicos de la Federación solicitaban la prórroga de la prisión preventiva y el juez concedió esa prórroga por un plazo máximo de hasta por dos años, donde el imputado Alejandro Gutiérrez deberá estar en prisión preventiva en el Cereso de aquí de la ciudad de Chihuahua. Incluso giró un oficio para hacer del conocimiento del director del penal de la resolución". "La Coneja", como se le conoce al operador del líder priísta Manlio Fabio Beltrones, ha promovido diversos recursos para evitar la prisión en Chihuahua y para ser juzgado por autoridades estatales. El juez Gerardo Moreno había autorizado que el imputado fuera trasladado a un penal federal de la Ciudad de México, pero el gobierno de Chihuahua se inconformó y el caso estuvo a punto de judicializarse para resolver la competencia. El exsenador por Coahuila está acusado de peculado agravado en dos causas penales, una de éstas fue atraída por la justicia federal por el presunto desvío de 250 millones de pesos del erario de Chihuahua a campañas del PRI en diferentes entidades. Gutiérrez promovió el amparo 67/2018 para que el juez federal atrajera su caso porque los recursos desviados eran federales y Moreno García atrajo el proceso, pero un juez de Control de Chihuahua negó declinar la causa porque los recursos no estaban etiquetados, fueron desviados de las arcas de la Secretaría de Hacienda estatal y por lo tanto, sostuve que él tenía la competencia para juzgarlo. El juez de Distrito anterior, desconoció al gobierno estatal como víctima del caso, pero Fuerte Tapia determinó que la entidad sí es agraviada por los delitos de peculado que se le imputan a Gutiérrez. El consejero jurídico del gobierno estatal, Jorge Espinoza Cortés, dijo que con Fuerte Tapia se dio un cambio total. "Este juez sí está preparado, sabe derecho y se ve que es justo".