Detienen a exlíder del SNTE y a dos exfuncionarios de Educación por el desvío de 5 mdp en Chihuahua

miércoles, 27 de junio de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Elementos de la Fiscalía General de Chihuahua (FGE) detuvieron a un integrante del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) y a dos exfuncionarios de Servicios Educativos del Estado de Chihuahua (SEECh), por el presunto desvío de más de 5 millones de pesos de las arcas públicas. Se trata de Alejandro Villarreal Aldaz, exsecretario de la sección 8 del SNTE y candidato a una diputación plurinominal por el Partido Nueva Alianza; el exdirector de SEECh, el priista Diógenes Bustamante, y la exdirectora de administración de la misma dependencia, Martha Patricia Banderas Barrera. También este miércoles fue aprehendido el exauditor de la Dirección de Administración de la Secretaría de Hacienda, Felipe González Lui. De finales de 2015 a octubre de 2016 González Lui, en contubernio con otros funcionarios y personas externas, simuló el procedimiento administrativo de contratación SH/AD/008/DA/2016 para pagar servicios profesionales de “asesoría en comunicación institucional y planificación estratégica”. En esa operación fingieron un dictamen de excepción a la licitación pública para hacer una adjudicación directa, pagaron los servicios y facturaron, a través de una transferencia desde la cuenta de la Secretaría de Hacienda número 65501568637 de la institución bancaria Santander, de acuerdo con la Fiscalía General del Estado (FGE). González Lui colaboró en la elaboración del expediente técnico para la empresa, así como la de los documentos en dictamen de excepción y acta de fallo adjudicatario que fueron firmados por los miembros del Comité de Adquisiciones, Arrendamientos y Servicios del Poder Ejecutivo. El detenido signó el documento dirigido al área requirente donde solicitó la elaboración del contrato. En rueda de prensa, el fiscal general César Augusto Peniche Espejel informó que Alejandro Villarreal, Diógenes Bustamante y Martha Patricia Banderas fueron capturadas después de que un juez de Control libró las órdenes de aprehensión, y descartó que se trate de intenciones políticas en vísperas de las elecciones del 1 de julio. Tras señalar que los recursos estaban destinados a fines públicos y de gasto corriente, detalló que los presuntos responsables integraron en conjunto una solicitud de suficiencia presupuestaria y simularon los procedimientos administrativos de otorgamiento de bonos por el día del maestro por un millón 200 mil pesos. Además, destinaron otros 3 millones 800 mil pesos que debieron ejercerse para becas de Educación Media Superior. "Los agentes del Ministerio Público acreditaron que los cinco millones de pesos fueron extraídos de una cuenta bancaria perteneciente a la Secretaría de Hacienda de gobierno del estado, en operaciones realizadas entre abril y mayo de 2016", puntualizó el funcionario estatal. Señaló que después de verificarse la expedición de un cheque (número 1329358) con fecha 29 de abril de 2016, cobrado el 2 de mayo del mismo año, el juez de Control del Distrito Judicial Morelos, con sede en la capital del estado, libró las órdenes de aprehensión contra Villarreal Aldaz, Diógenes Bustamante y Banderas Barrera, cumplimentadas entre la noche de ayer y la mañana de este miércoles. Dichas detenciones son en seguimiento a las investigaciones para el combate a la corrupción por hechos ocurridos entre 2010 y 2016, que están a cargo del área Anticorrupción de la FGE, dijo. Antecedentes del caso Villarreal Aldaz En los procesos que han enfrentado colaboradores del exgobernador César Duarte Jáquez, prófugo de la justicia, se ha revelado la operación para el desvío de recursos en el sexenio del priista. Además, exfuncionarios consultados por Apro señalaron que, a través de las secretarías de Salud y de Educación, así como en la sección 8 del SNTE, se desviaron millonarios recursos para las campañas electorales. Entre los señalados está uno de los hombres clave de Duarte, el parralense Pedro Genaro Hernández Flores, su último secretario de Salud, quien primero trabajó en la delegación de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) con José Luis González de la Vega (exsecretario de Educación en el estado de Guerrero) y posteriormente en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). “Pedro hizo que José Luis González de la Vega fuera nombrado por el exgobernador (Duarte); pesó que había sido secretario de Educación en Guerrero y muy amigo de la maestra Elba Esther Gordillo, entonces vino a Chihuahua a hacer alianzas partidistas”, refirió uno de los exfuncionarios de Salud. El cargo lo ocupó hasta febrero de 2015 y fue enviado a la Secretaría de Desarrollo Social, de acuerdo con archivos periodísticos. El entrevistado manifestó que González de la Vega fue el encargado de la elección en Delicias en 2015 y la perdió. “Hubo roce con los priistas de aquí. Para la campaña él venía con viáticos del SNTE, pero cuando negoció en Chihuahua las alianzas, viene y le pasa factura de gastos a la secretaría particular, y Pedro le daba dinero de Salud, le prestaba una Suburban y chofer, más o menos como un año, para que se movilizara incluso en las campañas”. Aseguró que Pedro Hernández tenía un negocio de seguridad privada y de transporte, con dos vehículos, pero incrementó su flotilla en un edificio del Periférico de la Juventud (negocio que cerraron después de que perdió el PRI la gubernatura), que utilizó para las campañas. “Pedro Hernández traía guardaespaldas como funcionario, los utilizaba también para su empresa particular, tenían permiso de portación de armas largas. Uno se apellida Medrano, otro es Rodolfo Tenayuca y uno más el comandante Cárdenas. Tenían toda una estructura para tapar los huecos financieros. Establecieron un mando único administrativo para controlar el dinero de las dependencias de salud”, abundó. De igual manera, precisó que los contactos con González de la Vega eran los exsecretarios generales de las secciones 42 y 8 del SNTE en Chihuahua. Por separado, exfuncionarios de Educación informaron que hace cinco años Villarreal llegó a la dirigencia de la sección 8 como última imposición de la exlideresa magisterial Elba Esther Gordillo Morales. Sin tener derecho estatutario y sin ser delegado efectivo, fue favorecido por el compadrazgo con René Fujiwara, nieto de la exdirigente nacional del SNTE, precisaron. “Llegó a la secretaría como maestro de grupo de Educación Artística; a los tres meses se le otorgó plaza de supervisor de secundarias técnicas. Actualmente está activo cobrando como supervisor”. Según sus dichos, Villarreal se apropió de las instalaciones de una escuela pública primaria que dejó de funcionar, para poner su propia escuela de danza. En enero pasado, el director de SEECH, Manuel Ávila, informó que habían rescindido el contrato con dicha escuela y las instalaciones regresaron al servicio público.

Comentarios