Morena descubre supuesto 'centro de mapaches electorales” del PAN en el Hotel MM de Puebla (Videos)

martes, 3 de julio de 2018
PUEBLA, Pue. (apro).- Militantes de Morena descubrieron un centro de operaciones del PAN donde presuntamente se manipulaba el Programa de Resultados Preliminares (PREP) y se fabricaban paquetes electorales clonados para hacer ganar a la candidata a gobernadora de la coalición Por Puebla al Frente, Martha Erika Alonso. Erick Cotoñeto, simpatizante de Morena, explicó que lo que descubrieron fue que en un salón de eventos del Hotel MM, ubicado sobre el boulevard Atlixco en esta ciudad, estaba un grupo de operadores electorales dirigidos por Omar Blancarte Montaño, a quien se ha señalado anteriormente como “el mapache electoral de Moreno Valle”. En el estacionamiento, los dirigentes de Morena interceptaron a Blancarte y le arrebataron carpetas que llevaba en sus manos. Al lugar también llegó el diputado federal panista, Eukid Castañón, señalado en reiteradas ocasiones como el operador del morenovallismo que se relaciona con situaciones violentas y de espionaje. Incluso, fue acusado de operar grupos de choque que reventaron casillas del día de las votaciones. El exfuncionario estatal fue rodeado por los simpatizantes de Juntos Haremos Historia para evitar que ingresara al lugar, mientras que Castañón cayó al suelo, lo que generó momentos de tensión. El dirigente estatal del PAN, Jesús Giles Carmona, aseguró que la concentración de paquetes electorales en este hotel era legal pues se trataba de las actas del conteo de votos de la jornada electoral que entregaban sus representantes de partido en las casillas. Sin embargo, los morenistas lograron ingresar al lugar donde había unas 50 personas trabajando, además de computadoras, boletas electorales y actas de escrutinio en blanco que, presuntamente, eran usadas por el PAN para cuadrar las votaciones a favor de Alonso Hidalgo. También había actas de escrutinio originales de municipios lejanos como Tlatlauquitepec, Pantepec y Cuetzalan -que deberían estar en los consejos distritales- y hasta sábanas originales, con firmas de los representantes, de los resultados de las votaciones de municipios de la zona rural. En el interior del salón del hotel se armó una trifulca, pues cuando los morenistas ingresaron para tomar los materiales, los operadores empezaron a lanzar objetos en su contra y a romper algunos papeles, luego se resguardaron en un salón contiguo. José Juan Espinosa, candidato a diputado local de la coalición Juntos Haremos Historia, explicó que descubrieron este supuesto centro de operaciones por una denuncia de policías municipales y trabajadores de la zona que les aseguraron que desde ahí estaban saliendo paquetes electorales clonados rumbo a las bodegas del Instituto Electoral. "Al mismo tiempo, nosotros ya teníamos información de que paquetes electorales que no estaban firmados llegaban a las bodegas del instituto", refirió. Espinosa aseguró que la operación que se hacía desde ese salón era capturar actas falsas para alimentar el PREP y hacer ganar a la candidata a gobernadora. Al mismo tiempo, se armaban los paquetes electorales falsos para respaldar esa información. En el estacionamiento estaba un auto del Ayuntamiento de Cuetzalan, en cuya cajuela encontraron actas de escrutinio en blanco. También había otros coches con placas de municipios de la Sierra Norte y de la Mixteca, que los simpatizantes de Morena rodearon y les poncharon llantas para evitar que se los puedan llevar. Los dirigentes de Morena pidieron la presencia de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (FEPADE), pero las autoridades electorales tardaron más de dos horas en llegar, mientras que en el lugar se vivían momentos de crispación. Mediante las redes sociales, el partido pidió que sus simpatizantes se concentraran en el lugar para resguardar las pruebas del presunto fraude. Algunos materiales y computadoras fueron sustraídos del salón y resguardados en una camioneta para entregarlo a la autoridad. Aunque los dirigentes partidistas pidieron la presencia de la Policía Federal, al lugar solo llegaron elementos de la Policía Estatal encabezados por el secretario de Seguridad Pública, Jesús Morales, para rodear el edificio. Cuando se disponían a mostrar el material encontrado en el salón del hotel, la energía eléctrica fue interrumpida. La diputada local y exdirigente estatal del PRD, Socorro Quezada, aseguró que al mismo tiempo que se desató esta trifulca en el Hotel MM, recibió información de que en las oficinas perredistas, el dirigente, Jorge Bermudez, empezó a sacar cajas con documentos y computadoras del departamento jurídico del partido. "Si nada deben los señores del PRD no debieron sacar nada, pero todo parece indicar que también estaban operando desde ahí cierta papelería porque sacaron computadoras y documentación. No sabemos el contenido, es especulación, pero finalmente el que nada debe nada teme", dijo.