Encuentran a su hijo en la fosa común… un año después de denunciar su desaparición en Puebla

martes, 14 de agosto de 2018
PUEBLA, Pue. (apro).- A un año de denunciar su desaparición, los familiares de Iván Conde Vargas encontraron su cuerpo en la fosa común. En rueda de prensa, Susana Vargas reveló que, a pesar de que su hijo fue encontrado asesinado el 7 de junio de 2017 y que ellos presentaron una denuncia por su desaparición unos días después –el 12 de junio de ese año--, la Fiscalía de Puebla no fue capaz de identificarlo y mantuvo a su familia en el sufrimiento de no conocer su paradero por un año. La localización del cuerpo de Conde Vargas, un joven de 23 años de edad, originario de Tepoztlán, Morelos, se logró no por el trabajo de la Fiscalía poblana, sino porque justo cuando se cumplía un año de su desaparición, sus padres identificaron su fotografía en los expedientes de personas que fueron enviadas a la fosa común por no ser identificadas. “El 4 de junio de 2018 encontramos la fotografía de mi hijo en calidad del desconocido número 10 en la misma Fiscalía General”, indicó Vargas, y “nosotros estamos molestos como padres, pues ¿cómo es posible estando en sus mismas instalaciones la fotografía de mi hijo desaparecido, no nos hayan podido dar una solución?”. Luego de esto, agregó que la Fiscalía de Puebla ofreció que, a más tardar en un mes, harían la exhumación del cuerpo para que pudieran darle ellos sepultura, pero a más de dos meses aún no les entregan sus restos. Llamado al fiscal Vargas pidió al fiscal estatal Víctor Carrancá que “ponga a trabajar” a sus colaboradores para que puedan cumplir con la entrega del cuerpo. También relató que su hijo estudió en Puebla una licenciatura en Psicología y que, en 2017, se encontraba en esta entidad para realizar su tesis profesional. El joven desapareció desde el 5 de junio de ese año y dos días después su cuerpo sin vida fue localizado en el municipio de Izúcar de Matamoros, sin que hasta ahora se tengan indicios sobre las causas de su asesinato. “Imagínense el dolor, nos privaron de darle una sepultura digna a mi hijo”, expresó, “no sabemos qué pasó, porque hasta eso la Fiscalía no ha hecho su chamba como debe ser, no están las investigaciones, no hay nada, ni la necropsia le hicieron como debe ser, es un asco lo que hay en la carpeta, no hicieron absolutamente nada”, denunció. La madre del joven se quejó de que el gobierno de Puebla presuma tener los laboratorios de periciales más modernos del país y que sus autoridades no hagan ni las mínimas investigaciones que correspondan para investigar los asesinatos. “Imagínese, cuánta gente está sufriendo el mismo dolor; pobre gente, pues yo he visto cómo los tratan muy mal (los de la Fiscalía), son muy prepotentes. Yo me he peleado muchas veces en la Fiscalía, nos han revictimizado”, acusó. Un viacrucis Eleazar Conde, padre del joven, indicó que por lo que han visto en la carpeta, el personal de la Fiscalía, así como encontró el cuerpo de su hijo, lo levantó sin hacer ningún peritaje, al grado que no se sabe la causa de la muerte. “Ha sido un año y dos meses un sufrimiento, si nosotros no tenemos muchos recursos, pero sí tenemos algo siquiera para venir, imagínense a otras personas que no tienen un solo quinto y no vienen, los dejan”, manifestó. “Ellos no hicieron nada, absolutamente nada para buscarlo ni para investigar”. También dijo que hacen este llamado sobre la forma en la que trabaja la Fiscalía General de Puebla para que a otras personas no pasen por el mismo viacrucis.