Pleito entre morenistas de Colima pone en riesgo la conformación de un Congreso independiente del Ejecutivo

martes, 14 de agosto de 2018
COLIMA, Col. (apro).- A mes y medio de que se instale la siguiente legislatura local, donde la fracción de Morena cuenta con el mayor número de diputados, un conflicto interno amenaza lo que ese partido ganó en las urnas y pone en riesgo la posibilidad de conformar un Congreso independiente del Poder Ejecutivo. Jorge Velasco Rocha, uno de los fundadores de Morena en la entidad y primer presidente de la Comisión y Honestidad y Justicia, acusa al presidente del comité estatal, Sergio Jiménez Bojado, de actuar de manera autócrata y —junto con Claudia Yáñez Centeno, enlace estatal— haber dividido a la fracción al pretender hacer a un lado a la “izquierda histórica” en beneficio de personajes vinculados al PRI, que de última hora llegaron para convertirse en candidatos del partido de Andrés Manuel López Obrador. “Esta situación —advierte— puede desembocar en que nazca un Congreso muerto, sin filo político, en el que no se pueda hacer efectiva la mayoría de Morena junto con las fracciones del PT y el PES; el riesgo es que el gobernador siga controlando al Congreso, que nazca una legislatura a modo, que en lugar de ser instrumento de transformación de los gobiernos corruptos, sirva para tapar estas políticas corruptas”. En entrevista, Jiménez Bojado rechaza los señalamientos en su contra y asevera que él se ha conducido apegado a los estatutos, a la declaración de principios y a las disposiciones jerárquicas dictadas a nivel nacional, y niega que margine a la corriente de izquierda: “mi reconocimiento es a todos los compañeros que junto conmigo y otros actores políticos le dimos vida a Morena”. También desmiente que Claudia Yáñez esté interviniendo para tener el control del partido en la entidad, pues “el tema de la vinculación con la compañera es institucional, a ella la ungieron como enlace estatal, pero después fue postulada a diputada federal y se hizo la suplencia con Mauricio Hernández, ahora ella vino de nueva cuenta a integrarse en apoyo al partido y yo a nadie voy a rechazar, así, definitivamente, porque si no estaría en una gran contradicción con mi forma de ser y de pensar”. A juicio de Sergio Jiménez, el conflicto que enfrenta Morena actualmente en Colima “es meramente doméstico, es de carácter interno, de apreciaciones distintas, de valoraciones, de interpretaciones distintas”. Tras la elección del 1 de julio, la coalición Juntos Haremos Historia obtuvo 16 de las 25 diputaciones locales que conforman el Congreso, cuatro por parte del PES, cinco por el PT y siete por Morena, aunque este último disputa una curul plurinominal más que le fue asignada al PRI. Jorge Velasco afirma que la mayoría de las candidaturas fueron decididas de manera unilateral por Sergio Jiménez y Claudia Yáñez, pero después de los resultados de la elección, cuando Morena ya puede “ejercer el poder real que nació de las urnas, es cuando estamos preocupados por esta situación compleja, que significa haber designado candidatos casi al azar o muchos de ellos con baja o nula formación política, y otros comprometidos con la estructura gobernante, en el caso de Colima con el PRI”. Considera que esta situación no es privativa de esta entidad, sino que debió haber pasado en diversas partes del país, porque “la urgencia de que López Obrador ganara la elección nos hizo aceptar medidas irregulares, no muy claras ni muy democráticas por parte de la dirección nacional y sus enlaces”. Indica que después de la elección, Sergio Jiménez ha tratado de impedir que el presidente del Consejo Político Estatal de Morena, Vladimir Parra Barragán —diputado electo por el distrito VIII—, forme parte de la fracción por haber sido postulado por el PES. Según Velasco Rocha, Vladimir Parra es el único diputado electo afiliado a Morena, “todo Colima sabe que es uno de los fundadores del partido, del que también fue presidente estatal, y ha sido un activista y luchador incansable desde hace muchos años por las causas que ahora defiende Morena”. Estima que el hecho de negarse a admitir a Parra en la fracción de Morena tiene que ver con el propósito de impedir que compita por la coordinación de la fracción, pues por su perfil y trayectoria política sería un candidato natural a ese puesto. Respecto de su postulación por el PES, explica que “fue un acuerdo nacional que, si donde le correspondía al PES, la encuesta beneficiaba a un candidato de Morena, tenía que quedar el candidato de Morena, y eso pasó en el distrito de Vladimir, que ganó la encuesta y entró en un espacio del PES, pero con reglas previamente planteadas”. La postura del dirigente estatal, dice Velasco, ha causado división entre los diputados electos de Morena, de los que unos están a favor de la participación de Vladimir Parra en la fracción y otros en contra. Y señala entre los principales opositores de Parra al diputado electo por Tecomán, Julio Anguiano Urbina, quien es sobrino del exgobernador priista Mario Anguiano Moreno y hasta 2015 era presidente del comité municipal del PRI en Tecomán. Según Velasco Rocha, precisamente Julio Anguiano es uno de los diputados electos de Morena que el dirigente estatal estaría perfilando para coordinar la fracción, mientras que otro es Miguel Ángel Sánchez Verduzco, cercano al grupo de René Bejarano. Aunque dice no tener pruebas de que el dirigente de Morena en Colima esté vinculado al gobierno estatal, señala que hay preocupación dentro del partido porque Jiménez Bojado promovió cursos de capacitación legislativa a los diputados electos con abogados de la Consejería Jurídica del gobierno estatal. También sostiene que a finales de julio el presidente estatal de Morena organizó un paseo en yate por la playa de Manzanillo para festejar el resultado electoral, al que invitó a legisladores electos y colaboradores, lo que se contrapone con el Programa Nacional de Austeridad de Andrés Manuel López Obrador. Por su parte, Sergio Jiménez Bojado reafirma que su postura en el sentido de que Vladimir Parra no se integre en estos momentos a la fracción proviene de una recomendación realizada por el representante de ese partido ante el Instituto Nacional Electoral (INE), Horacio Duarte, para evitar que los demás partidos interpongan recursos por sobrerrepresentación. En ese sentido, asevera, Parra Barragán tendría que esperarse a que se instale el Congreso y posteriormente podría incorporarse a cualquiera de las fracciones en tanto sea aceptado. —Ha habido señalamientos de que se le pretende bloquear para que no busque coordinar la fracción y de que se está perfilando a Julio Anguiano o a Miguel Ángel Sánchez, ¿es así? —Vamos a ver quién tiene el mejor perfil, quién representa mejor los intereses de este proyecto, y no tenemos que minimizar o subestimar las capacidades de los demás. No me corresponde a mí hacer ese señalamiento porque es un ejercicio que van a hacer los propios diputados. A mí me corresponde coordinar hasta el momento que ellos asuman y hacer los oficios correspondientes, pero es algo administrativo. Estoy trabajando el tema de que ellos vayan bien capacitados, porque va a haber un debate fuerte, hay gente muy avezada en el tema legislativo, es lo que nos preocupa. “Tenemos que ser muy consistentes con nuestros principios ideológicos, aquí no tenemos que demeritar a nadie, tenemos que ser humildes. Hay compañeros que vienen de otras expresiones políticas y yo recuerdo perfectamente el mensaje de AMLO que dice que no tenemos que mantener el sofisma de que los que vienen de afuera son los malos y que los de adentro somos los buenos, porque en todos los espacios hay gente buena, y aun así todos tenemos el derecho a una segunda oportunidad para reivindicarnos”. En relación con el caso de la capacitación y del paseo por la playa de Manzanillo, Jiménez afirma que ya explicó la situación al interior del partido, porque no quiso hacer mediáticos esos asuntos, pero considera que quienes siguen manejando esos temas lo hacen sólo “por fastidiar” o por “dolo”. Reconoce que invitó a un abogado de la Consejería Jurídica del gobierno estatal a capacitar a los diputados de Morena, pero lo hizo de manera personal, sin realizar gestiones institucionales, porque se trata de una persona que conoce desde hace muchos años, quien se hizo acompañar de un joven de la misma oficina, el cual estuvo manejando la computadora. “Fue una invitación al margen totalmente del gobierno, yo no hice ninguna gestión, no hubo ninguna vinculación absolutamente con el gobierno, los compañeros dan fe que fue algo eminentemente profesional sobre las técnicas legislativas, la Ley Orgánica del Congreso y el Reglamento. No tiene ningún sentido que esto se estigmatice o que se prejuicie. La verdad es que es con el ánimo de fastidiar, ese es todo el tema, pero no hay nada de que avergonzarnos”. Sobre el tema del paseo en barco, consideró que “es otra burda maniobra de desacreditar, que está fuera de contexto”, pues se trató de una invitación de una prestadora de servicios turísticos que había ofrecido el paseo si ganaba la elección López Obrador. Pero niega que se haya tratado de un yate, pues es “una tarima con dos bases abajo, de madera, con silla plegables, es un catamarán, y como único pago la compañera nos pidió la retribución del combustible y una propina para quienes ayudaron a subir a la gente, fue una cosa de lo más austero. Subimos unas 60 personas, entre candidatos electos y representantes de casilla”. Jiménez dice no tener ningún problema, “mi pecho está limpio, no hay ningún pecado, ninguna cuestión de otro orden de que estemos respondiendo a intereses facciosos, no, se dio en ese contexto”. En estos momentos, subraya, está tratando de “construir de manera positiva al interior del partido; queremos irnos con las coincidencias, que tenemos muchísimas. Estamos trabajando en la agenda legislativa, a eso le estamos poniendo los mayores esfuerzos”. A su vez, Jorge Velasco estima que la situación al interior de Morena en Colima es grave: “Nosotros creíamos que alguien de la dirección nacional vendría a convocar a todo mundo, por lo menos para dar líneas de orientación, no sé si están esperando al 19 de agosto que se va a reunir el Consejo Político Nacional, porque el problema es similar en muchas partes del país”.