Rector de la Universidad de Guanajuato promete desahogar cada caso de acoso sexual denunciado

lunes, 20 de agosto de 2018
GUANAJUATO, Gto., (apro).- Luego de reunirse en privado por más de dos horas y escuchar de voz de un grupo de alumnas las situaciones de acoso que denunciaron por parte de un grupo de profesores de la División de Ciencias Sociales del Campus León, el rector general de la Universidad de Guanajuato, Luis Felipe Guerrero Agripino, se comprometió a desahogar cada caso y trabajar en la erradicación de estas prácticas dentro de la casa de estudios. Este fue el momento “para reconocer que nos falta camino por recorrer, que tenemos que ser humildes y escuchar, y precisamente ahora que tenemos a la vista nuevos reglamentos, es la oportunidad para revisar instrumentos institucionales”, admitió. El Centro Las Libres seguirá asesorando a las víctimas en este proceso y trabajará con las autoridades universitarias en las reformas “para que la UG sea un espacio libre de acoso y seguro para las mujeres”, dijo su directora, Verónica Cruz Sánchez. La organización civil ha acompañado al grupo de alumnas para hacer, primero, una denuncia pública el martes 14 de agosto ante la omisión de autoridades de la División de Ciencias Sociales y del Campus y después, en el acercamiento con el rector general, ante quien se ratificó que, al menos cuatro funcionarios del Campus León, fueron informados de las situaciones de acoso que vivían las alumnas y no activaron el protocolo por violencia de género ni lo notificaron a la UGénero, instancia creada para atender las denuncias. La Colectiva de Alumnas UG en Sororidad expuso los casos en la conferencia de prensa, en representación de sus compañeras, ante el riesgo de que éstas sufrieran represalias por parte de los profesores señalados o de las autoridades de la universidad estatal. Los profesores acusados son: Alejandro Klein Caballero, Armando Chaguaceda Noriega, Gustavo Garabito Ballesteros, Daniel Tagle Zamora, Jacobo Becerra Rodríguez y Juan José Russo Foresto, quienes imparten clases en las licenciaturas de Antropología, Trabajo Social y Sociología. Después de la rueda de prensa del martes 14, los profesores no se presentaron a las aulas de la División de Ciencias Sociales a impartir sus clases, según señalaron las alumnas, quienes tras hacer del conocimiento público las conductas contra ellas, obtuvieron el compromiso del rector general de recibirlas. Así, en el encuentro de este lunes, efectuado en un salón del edificio central de la Universidad de Guanajuato, Guerrero Agripino acordó con las víctimas y la directora de Las Libres dar seguimiento puntual a cada uno de los 17 casos referidos, así como a aquéllos que se vayan sumando paulatinamente, y canalizarlos a la Comisión de Honor y Justicia. “Hemos establecido un diálogo con las estudiantes, nos han dado detalle de algunos casos, (hay) la disposición plena tanto de la organización así como de las estudiantes para darle el seguimiento correspondiente, y nuestro absoluto compromiso institucional para hacer todo lo que esté del alcance de la Universidad de Guanajuato para erradicar, prevenir y en su caso sancionar cualquier expresión de violencia de género, hostilidad, falta de respeto que suceda en los recintos universitarios”, dijo Guerrero Agripino. Además, el rector ofreció medidas precautorias para garantizar que las alumnas no sean víctimas de alguna persecución o represalias por los profesores y para preservar su identidad, sobre todo porque los académicos continuarán impartiendo sus clases mientras se desahogan las investigaciones. La directora de Las Libres, Verónica Cruz, calificó como histórica la oportunidad de contar con el compromiso de la máxima autoridad de la UG de prevenir y erradicar el acoso en la institución, “un problema estructural en las universidades del mundo, de México y Guanajuato no es la excepción”. Añadió: “Las autoridades universitarias, como las estudiantes, como las Libres que viene acompañando este proceso, hemos hecho un compromiso colectivo para resolver el problema y que la Universidad sea libre de acoso y un lugar seguro para las mujeres”. Cruz Sánchez dijo esperar que este proceso no lleve más de seis meses. Luego, el rector anunció que se revisará el proceso de atención de UGénero para que “no burocratice el dolor de las víctimas”. Al terminar la reunión, en el patio central y las escalinatas del edificio principal de la Universidad de Guanajuato, las integrantes de la Colectiva Alumnas UG en Sororidad efectuaron una protesta con pancartas condenando el acoso sexual. “Ninguna universidad puede hablar de prestigio si aún tolera y encubre acosadores. #SoyacosoUG”, decía una de las pancartas.

Comentarios