Proceso de transición en Morelos ha tenido 'pobres” resultados… por culpa de Graco y del Congreso: Blanco

martes, 21 de agosto de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobernador electo Cuauhtémoc Blanco aseguró que el proceso de transición ha tenido “pobres” resultados, particularmente por una serie de iniciativas tomadas y aprobadas por el gobernador en funciones, Graco Ramírez, y el Congreso local. En una especie de respuesta a la información que publicó Proceso en su edición de este domingo, donde se señala como uno de los obstáculos importantes a la transición en Morelos la acción conciliada de Graco Ramírez y la mayoría de diputados locales que se encuentran a su servicio, Blanco difundió un comunicado en el que explica: “Desde los primeros días después de la elección histórica del pasado 1 de julio (…) giré instrucciones precisas para integrar al grupo de transición e iniciar el proceso de entrega-recepción del gobierno del estado” con una posición siempre “de respeto y buen ánimo para avanzar en la compleja tarea de la transferencia de gobierno”. Sin embargo, pese a los esfuerzos hasta ahora realizados, agrega, “los resultados de los trabajos han sido pobres, pero sobre todo preocupantes por la cadena de sucesos que se han presentado en las últimas semanas”. La serie de iniciativas enviadas por el actual gobernador al Congreso local y las que el propio Poder Legislativo ha impulsado, abunda, van “en sentido contrario a una transición respetuosa y ordenada”. Sobre las iniciativas, destaca que van desde jubilaciones doradas de funcionarios de los poderes Ejecutivo y Legislativo, hasta la designación del fiscal anticorrupción en la persona de Juan Salazar, quien fue abogado personal de Graco y luego su consejero jurídico. Y resalta que la inconsistencia en la información sobre el monto total y real de la deuda de Morelos, el estado crítico de la operación de la policía y, sobre todo, el candado legal impuesto y recientemente aprobado para no entregar la información que haga posible una revisión del verdadero estado que guarda la administración pública, “no contribuyen a un proceso respetuoso, ordenado y democrático”. En el documento también denuncia que existe la intención de Graco Ramírez de entregar, antes de abandonar el cargo, 17 mil concesiones que fueron comprometidas antes de las elecciones. La oposición a éstas es debido que no existen estudios de factibilidad ni censo de la necesidad de la población, con lo que sólo se hereda “una serie de irregularidades al gobierno entrante”. Finaliza el comunicado: “Hacemos un respetuoso llamado al gobernador Graco Ramírez a que asuma un rol de coherencia política entre lo que dice y lo que hace, y en el ámbito de su competencia y facultades dé marcha atrás a las recientes medidas que han obstaculizado y manchado el proceso de entrega-recepción”. En los últimos días Cuauhtémoc Blanco alcanzó acuerdos con 13 de 20 diputados y diputadas electas para que, al inicio de la siguiente Legislatura, el próximo 1 de septiembre, se revierta la mayor parte de las iniciativas aprobadas por el Congreso saliente.