La Secretaría de Salud de Tabasco despide a 280 trabajadores por honorarios

miércoles, 22 de agosto de 2018 · 18:18
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- La Secretaría de Salud despidió a 280 médicos, enfermeras, paramédicos y personal de áreas administrativas que laboraban por honorarios en hospitales del estado por no tener recursos para pagar su sueldo. La crisis financiera que enfrenta el estado, particularmente el sector salud, es tal que personal del Hospital Gustavo Rovirosa suspendió el servicio de Odontología y Estomatología debido a las fallas de equipos y la falta de dinero para su reparación. El secretario de Salud, Rommel Cerna Leeder, admitió que el despido podría considerarse menor ante la plantilla de más de 20 mil empleados que tiene el sector, entre sindicalizados y de contrato. No obstante, reconoció que esos despidos sí comprometen el servicio, por lo que se hacen gestiones ante el gobierno federal para recontratarlos. “Tenemos muchos trabajadores de diferentes contratos, de honorarios, de suplencias tanto federales como estatales, y en este caso es el de honorarios que no había recursos para pagarles”, informó. El funcionario dijo que el problema se agudizó porque, de 2017 a la fecha, la federación no entrega alrededor de 400 millones al sector salud, lo que ha obligado al recorte de personal. Sin embargo, comentó que el gobernador Arturo Núñez dio instrucciones para reorientar recursos de otras áreas y evitar más despidos, así como disminuir gastos en gasolina y papelería, entre otras medidas. El Hospital de la Mujer y el Gustavo Rovirosa son dos de los más afectados por la crisis financiera. Cerna Leeder manifestó que estos hospitales “trabajan al 150% de su capacidad instalada”, cuando la norma mexicana establece un 80%. Agregó que no se puede contratar más personal, adquirir más camas ni ampliar área de atención, como demandan los mismos médicos, por falta de recursos. El funcionario explicó que, en el caso del Hospital de la Mujer, se atienden hasta 70 partos diarios, alrededor de 23 mil al año, y no solo de Tabasco, sino de comunidades colindantes de Chiapas, Veracruz y Campeche; razón por la que se mantiene sobresaturado. Además, dijo, a muchas pacientes les piden adoptar métodos de planificación familiar, pero no lo hacen, pese a tener de tres a cinco hijos o más. “Eso socialmente repercute en el aspecto de salud”, consideró. En el Hospital Gustavo Rovirosa, personal del área de Odontología y Estomatología suspendieron el servicio por fallas de equipos de trabajo, en instalaciones eléctricas y fugas de agua que presentaban riesgo, tanto para los pacientes como para los empleados. Mediante un oficio, el pasado lunes 20, seis odontólogos, cinco pasantes y una enfermera del área informaron al director del hospital, Francisco Javier Gutiérrez, la suspensión de los servicios de Estomatología, Endodoncia y Ortopedia Maxilar debido a que ninguna de las cuatro unidades dentales estaba en condiciones para trabajar. El doctor Guillermo Morelos, presidente de la Sociedad Médica, abundó que este problema ya tiene tiempo en dicho hospital y que, inclusive, hace dos semanas se suspendieron algunas cirugías por falta de ropa e insumos. También denunció carencias en el área de Oftalmología, así como en Pediatría, donde ni siquiera había colchones “y atendían a los pacientes en los resortes y otros en un cartón”. Ante esta situación, el titular de Salud, Rommel Cerna Leeder, dijo que todo es producto de la severa crisis petrolera que repercute en Tabasco, así como el desplome de las participaciones federales que llegan a la entidad, desde que el gobierno panista de Felipe Calderón (2006-2012) modificó el esquema de distribución para darle más a los estados con mayor población y menos a las entidades petroleras como Tabasco, Veracruz y Campeche. En el caso de Tabasco, era el estado que recibía las mayores participaciones federales per cápita por producción de petróleo. Sin embargo, desde el gobierno de Calderón fueron disminuyendo de 5% al 2% actual, una pérdida de más de 10 mil millones de pesos desde entonces.