Empresario en Jalisco 'dobletea”: vigila adjudicaciones de obras… y también gana más contratos

viernes, 24 de agosto de 2018
GUADALAJARA, Jal.- (apro).- Juan Marcos Sánchez Nava ofrece sus servicios como constructor en Tlajomulco de Zúñiga, por lo que ha recibido en los últimos siete años asignaciones que suman arriba 43.4 millones de pesos, sin embargo es integrante del Consejo Municipal de Participación Ciudadana del mismo municipio, un órgano que entre otras atribuciones vigila los procesos de adjudicación de obra. Juan Marcos Sánchez Nava es socio mayoritario de Constructora y Urbanizadora Sanser, S.A. de C.V., la cual se dio de alta ante el Registro de Comercio el 1 de junio de 2010, según el folio mercantil electrónico 54856. De acuerdo con el portal de transparencia del municipio, una de las atribuciones del Consejo Municipal es fungir como "Comité de Vigilancia para revisar, supervisar y/o evaluar los procesos de licitación, adjudicación y asignación del proceso de la obra pública, así como la operación de los programas de asistencia y desarrollo social, aunado al seguimiento a la vida asociativa vecinal". También el Consejo organiza los mecanismos de participación ciudadana, como la revocación de mandato del presidente municipal, así como el presupuesto participativo, esto último implica que el municipio proponga una lista de obras a realizarse y los ciudadanos votan por las que quieren que se invierta de manera prioritaria sus impuestos. En el mismo portal se informa que el Consejo "es un órgano de gestión y representación vecinal conformado por seis miembros" que son elegidos por la Comisión Edilicia de Participación Ciudadana y Vecinal, y que el presidente del Consejo es designado por el alcalde de Tlajomulco. Sin embargo, personal del municipio asevera que en la elección de los consejeros -cuyo cargo es honorífico- intervino el coordinador general de Participación Ciudadana y Construcción de Comunidad de Tlajomulco, Omar Enrique Cervantes Rivera, quien sostiene una estrecha amistad con Sánchez Nava. Sánchez Nava forma parte del consejo desde noviembre de 2015, previo a esa fecha los contratos que firmó con el ayuntamiento de Tlajomulco de Zúñiga no rebasaban los 4.3 millones de pesos. Coincidentemente, a raíz de que se convirtió en consejero, se le asignó obra hasta por casi los 10 millones de pesos. En una revisión que se hizo al portal de transparencia, se encontró que Sánchez Nava firmó de 2011 al 2014, un total de 10 contratos que suman un monto total de 8.2 millones de pesos. En el 2011, cuando todavía era presidente municipal, Enrique Alfaro Ramírez, actual gobernador electo, se le dio el contrato por adjudicación directa OP-IE-FED-S2Z3-AD-107-11, para la construcción de dos aulas y baños en el Centro de Desarrollo Comunitario de San Sebastián El Grande por la cantidad de 793 mil 564 pesos. A partir del 2012 y hasta el 2015, tomó la rienda del ayuntamiento, Ismael del Toro, recién electo alcalde de Guadalajara. En ese periodo se le dieron tres contratos por adjudicación directa, el OP-IE-MUN-SZ-AD-069-012 para el suministro y colocación de malla sombra en las escuelas Chulavita número 9 Nueva Creación, Eleno García Ramos, y Urbana 766 Eugenio Zúñiga, a un costo de 932 mil 39 pesos. El segundo contrato, OP-IE-FED-S2Z4-AD-078-012 fue para la construcción del Centro Comunitario Valle en la localidad de Chula Vista por 121 mil 602 pesos, y el tercero DGOP-IE-MUN-RR-AD-092-012, fue para la reparación de malla sombra de las escuelas Juan Escutia en la colonia Santa Cruz de las Flores, Eva Sámano de López Mateos en colonia Jardines de Verano, y Guillermo González Camarena, en Santa Fe. En 2013, de nuevo fueron tres las obras que se adjudicaron de manera directa, mediante los contratos: DGOP-ID-MUN-RP-AD-023-013 para la construcción del Skate Park en el Centro Administrativo de Tlajomulco por 514 mil 983 pesos; el DGOP-IE-MUN-RR-AD-056-013 para el suministro y colocación de malla sombra en la escuela preescolar Rafael Maldonado en el fraccionamiento Villas Terranova y en la escuela secundaria Foránea 69, en la cabecera municipal, por 540 mil 440 pesos; DGOP-ID-FED-RP-AD-065-013, colocación de estructura para protección de rayos ultravioleta en la unidad deportiva en la localidad de El Zapote, en 210 mil 391 pesos. En 2014, a la Constructora y Urbanizadora Sanser, se le dieron otras tres asignaciones: dos por adjudicación directa y otro por licitación pública, según demuestran los contratos. A detalle son: DGOP-IE-MUN-RP-AD-048-014 para "el suministro y colocación es estructura de protección de rayo ultravioleta, en la escuela primaria Emiliano Zapata, en San Sebastián El Grande, por 527 mil 994 pesos; DGOP-IE-MUN-RR-AD-101-014, para la reparación de malla sombra en la escuela del fraccionamiento Los Agaves, y el DGOP-CA-EST-CM-AD-056-014 por la construcción de la primera etapa del ingreso a Santa Cruz del Valle, tramo Zaragoza a calle Francisco I. Madero. Del 2015 a la fecha, bajo la administración de Alberto Uribe, el constructor signó siete contratos que van desde los cuatro millones hasta casi los 10 millones de pesos. En tres de ellos fue necesario modificar el plazo de entrega y ampliar el presupuesto para la obra. Ejemplo de lo anterior es la modificación del monto del contrato DGOP-CA-FED-PR-LP-046-17, que pasó de 7 millones 941 mil 156 pesos a casi 9.9 millones de pesos, "en virtud de que fue necesaria la consideración de volúmenes excedentes a los del catálogo original", según se justifica en el documento. Llama la atención que dicho contrato, primero, se firmó para la pavimentación con concreto hidráulico de la antigua carretera a Chapala desde la calle Santa Teresita hasta el límite con el municipio de El Salto. Después se estableció que sería desde la calle 1 de mayo hasta la calle Francisco I. Madero en la población de Santa Cruz del Valle. Otro contrato que se modificó el plazo y el monto fue el DGOP-CA-EST-F88-LP-052-16, so pretexto de "la ampliación de metas en drenaje pluvial, red de agua potable, red de drenaje sanitario, vialidades, banquetas, así como precios extraordinarios no manifestados en el catálogo". El concepto inicial era la rehabilitación en concreto hidráulico de la calle Javier Mina de avenida Concepción a Puente Valle Dorado, incluía banquetas, guarniciones, red de agua potable, drenaje y alumbrado público. El monto inicial del proyecto era de 7 millones 221 mil 45 pesos, pero pasó a casi 9 millones de pesos. De esta misma obra, se formó otro contrato el DGOP-CA-MUN-RP-AD-107-17, por concepto de "trabajos complementarios de la calle Javier Mina de avenida Concepción a Puente Valle Dorado" por la cantidad de 777 mil 686 pesos. Sánchez Nava también es integrante del Consejo Ciudadano Metropolitano e incluso él junto con Ricardo Alcocer Vallarta –actual presidente del Consejo Municipal de Participación Ciudadana- fueron representantes del municipio ante el Instituto Metropolitano de Planeación del área Metropolitana de Guadalajara (Imeplan). El Imeplan se encarga de elaborar el plan anual de inversión y este año todas las obras de alcance metropolitano deberán ser validadas por el organismo, que se encargará de elaborar los proyectos, evaluar los fondos de financiamiento y emitir un dictamen de impacto urbano que posteriormente podrá o no ser aprobado por las autoridades competentes. Sánchez Nava no es el único proveedor que forma parte del Consejo, en la misma situación está María Velia Reyes López. Ella tomó protesta como consejera desde el 27 de marzo de 2014, cuando el reglamento estipulaba que sólo podría estar por tres años en el cargo. Desde el 24 de abril de 2008, María Velia Reyes junto con Alfonso Padilla Padilla es socia de Mi Construcción y Edificación, S.A. de C.V., según se refleja en el folio mercantil electrónico número 42149 del Registro de Comercio. De acuerdo con el portal de transparencia del municipio, Mi construcción y Edificación sólo ha recibido dos contratos y fue por adjudicación directa en febrero de 2014, por un monto total de 343 mil 422 pesos.

Comentarios