Morena en Guerrero se divide ante falta de acuerdos para elegir coordinador en el Congreso

viernes, 24 de agosto de 2018
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- La fracción parlamentaria de Morena que entra en funciones la próxima semana está dividida ante la falta de acuerdos para designar a su coordinador en la 62 legislatura local. Uno de los aspirantes a la coordinación es el diputado local electo por el distrito 10 de la Costa Grande, Arturo Martínez Núñez, quien enfrentó denuncias públicas porque no reside en Atoyac, mismas que atajó al argumentar que la convocatoria de Morena planteaba como lugar de residencia el estado y no un municipio o cabecera distrital específicos. Martínez Núñez previamente se desempeñó como funcionario estatal durante las administraciones de los exgobernadores postulados por el PRD, Zeferino Torreblanca Galindo y Ángel Aguirre Rivero en Guerrero, así como de Graco Ramírez, en el vecino estado de Morelos. También mantiene una relación estrecha con Armando Ríos Piter, el exsenador perredista que se asumió como candidato independiente a la Presidencia y fue exhibido por el INE por falsear firmas de apoyo ciudadano, por ello terminó sumado a la campaña del abanderado priista, José Antonio Meade, y regresó al partido, donde se formó al amparo de su mentor, Florencio Salazar Adame, el actual secretario de Gobierno de la administración del priista Héctor Astudillo Flores. Martínez Núñez es hijo de la exalcaldesa perredista de Atoyac y excandidata a la gubernatura de Michoacán en 2015 por Morena, María de la Luz Núñez Ramos, y de Arturo Martínez Nateras, y está casado con la notaria 7 de Acapulco y presidenta del notariado guerrerense, Samantha Salgado Muñoz. El delegado de AMLO en Guerrero Por su parte, el grupo de diputados locales que respaldan al dirigente estatal de Morena y futuro delegado federal del gobierno de Andrés Manuel López Obrador en Guerrero, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, se quedaron sin propuesta para la coordinación de la fracción parlamentaria luego de que el Tribunal Electoral Estatal (TEE) retiró la diputación plurinominal que el Instituto Electoral y Participación Ciudadana (IEPC) había otorgado al dirigente morenista. No obstante, la dirigencia estatal de Morena impugnó la resolución del TEE ante el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y el caso aún no se resuelve. Por ello, la bancada de Morena aún no define a su coordinador y mantiene un intenso cabildeo interno para decantar esta posición clave en la próxima 62 legislatura, ya que el propuesto se convertirá en el nuevo presidente del Congreso en Guerrero. En tanto el PRI ya designó al exsecretario de Finanzas del gobierno astudillista y tres veces diputado local, Héctor Apreza Patrón, para encabezar la fracción priista en el Congreso local. Y el PRD se debate entre designar al diputado local vinculado por el gobierno estatal con el narco, Bernardo Ortega Jiménez, o el exdirigente estatal Celestino Cesáreo.

Comentarios