La Profepa multa con más de un mdp a Ecoparque de Convivencia de Tizayuca

lunes, 27 de agosto de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) impuso una multa de más de un millón de pesos al Ecoparque de Convivencia localizado en Tizayuca, Hidalgo, por incumplir la legislación en materia de vida silvestre. En un comunicado, el organismo precisó que continúa la suspensión temporal parcial del Centro de Rescate Animal, con el propósito de resarcir las irregularidades detectadas y brindar atención adecuada a los ejemplares, que garantice su trato digno y respetuoso. Se trata de las especies: Panthera pardus, Puma concolor, Ursus americanus, Camelus bactrianus, Iguana iguana, Ctenosaura pectinata, Boa constrictor, Pitouphis deppei, Kinosternom integrum, Trachemys scripta, Buteo jamaicensis, Buteo platypterus, Parabuteo unicinctus, Cathartes aura y Canis latrans, además de Tigres de Bengala (P. tigris) La Profepa precisó que la multa de un millón 116 mil 252 pesos fue por incumplir las medidas correctivas ordenadas mediante el Acuerdo de Emplazamiento emitido en 2017. Ese año, abundó, personal de la Profepa realizó visita de inspección al Predio o Instalaciones que Maneja Vida Silvestre en Forma Confinada Fuera de su Hábitat Natural (PIMVS), con el propósito de verificar el estado físico y de salud de los ejemplares albergados, así como las instalaciones del parque. Inspectores adscritos a la delegación en el estado de Hidalgo y a la Subprocuraduría de Recursos Naturales, añadió, verificaron las condiciones físicas y de salud de 161 animales que corresponden a 24 especies silvestres, así como su cuidado y albergue, y detectaron que a algunos no se les proporciona la atención medica veterinaria y de alimentación adecuadas. Por ello, la Profepa determinó asegurar 53 ejemplares: 44 al no acreditar su legal procedencia y nueve por falta de trato digno y respetuoso. Puntualizó que, mediante el acuerdo de emplazamiento en septiembre de 2017, instauró procedimiento administrativo en contra de los representantes del PIMVS Ecoparque de Convivencia Tizayocan, y ordenó la adopción inmediata de 20 medidas correctivas, para cuyo debido cumplimiento le otorgó un plazo. En ese momento se hizo del conocimiento del Ecoparque de Convivencia, que permanecía bajo una suspensión temporal parcial de actividades, a fin de centrar su atención en la colección, por lo que quedó restringido el acceso a los visitantes y público en general. En octubre siguiente, la Procuraduría verificó el cumplimiento de las medidas correctivas, por lo que se inició el procedimiento correspondiente. En abril pasado, personal de Profepa realizó una nueva visita de inspección al Ecoparque de Convivencia, y de las 20 medidas correctivas ordenadas en el acuerdo de emplazamiento, corroboró que dieron cumplimiento total 12. De igual forma, siete medidas correctivas que se ordenaron en el acuerdo de emplazamiento sólo fueron cumplidas parcialmente y una más sin cumplimiento. En consecuencia, determinó sancionar a los representantes del Ecoparque de Convivencia Tizayoca y ratificó la suspensión temporal-parcial del PIMVS, hasta en tanto el Ecoparque dé cumplimiento a las ocho medidas correctivas ordenadas en la resolución administrativa. También, continuó el aseguramiento precautorio de 51 ejemplares de vida silvestre por no acreditar la legal procedencia y por faltas al trato digno y respetuoso. ---/cv/---

Comentarios