Fiscalía prosigue las exhumaciones de bebés muertos en hospital de Cuernavaca

martes, 28 de agosto de 2018
CUERNAVACA, Mor. (apro).- La Fiscalía de Morelos llevó a cabo la exhumación del quinto bebé muerto en circunstancias extrañas en el Hospital General “José G. Parres” de esta capital, a partir de la acusación de madres y padres de familia que habrían señalado posible negligencia médica en la muerte de una decena de recién nacidos. Se trata de Santiago, quien fue exhumado por elementos del Servicio Médico Forense de la Fiscalía, en el panteón ubicado en el poblado de Atlacholoaya, en el municipio de Xochitepec, donde los peritos recabaron muestras diversas para continuar con la investigación de las causas de su deceso y de otros neonatos, quienes fallecieron en la Unidad de Cuidados Especiales Neonatales (UCEN). A partir de la denuncia colectiva que presentó un grupo de padres y madres de familia por posible homicidio culposo, los quejosos obtuvieron la anuencia del juez para que se exhumaran cinco cuerpos. Francisco Javier Hernández Salcedo, el abogado que asesora a las familias, informó que la orden provino del juez de control y juicios orales Javier Hernando Romero Ulloa. El también representante de la organización civil Sociocracia, aseguró que se ha optado por aceptar las exhumaciones por recomendación de la propia Fiscalía General de Justicia, con el fin de lograr que se alleguen de todos los elementos que permitan investigar debidamente, luego de las distintas denuncias penales que fueron interpuestas, primero por posible negligencia médica, y luego por homicidio. Hernández Salcedo aseguró que se busca que la Fiscalía llame a comparecer a los funcionarios públicos que estarían involucrados de manera directa o indirecta en los hechos ocurridos entre la primera y la última semana de junio. Por ello, se busca que sea llamada a comparecer la propia titular de la Secretaría de Salud del gobierno del estado, Ángela Patricia Mora González, así como los directivos del nosocomio. Como se informó con oportunidad, el jueves 12 de julio dos madres de familia denunciaron ante los medios de comunicación que, en menos de una semana, una decena de bebés internados en ese nosocomio murieron a consecuencia de una bactería. Todos los bebés eran prematuros y se encontraban en la Unidad de Cuidados Especiales Neonatales. Ante esta situación, algunos padres de familia presentaron una denuncia de hechos que provocó que la Fiscalía llevara a cabo la exhumación de varios de los cuerpos, con el fin de practicarles la necropsia de ley, de lo cual todavía no se informa oficialmente. Hasta este momento, los Servicios de Salud de Morelos han negado el acceso de los padres de familia a los expedientes médicos. En respuesta, la Secretaría de Salud de Morelos emitió un posicionamiento en el que se informó que “desde el primer momento se trabajó de manera coordinada con la Secretaría de Salud federal a través de la Dirección General de Epidemiología (DGE), la Comisión para la Protección contra Riesgos Sanitarios del Estado de Morelos (Coprisem) y la Dirección General de Calidad y Educación en Salud (DGCES)”. Además, señaló que “se han acatado cada uno de los señalamientos establecidos por las instancias federales y estatales; asimismo, comunicó que continúan restringidos los nuevos ingresos a la Unidad de Cuidados Especiales Neonatales (UCEN)”. Igual sostuvo que “se mantiene respetuosa de cualquier proceso de investigación de las autoridades e instancias competentes y, a través del organismo descentralizado SSM, que es el encargado de la operatividad hospitalaria, coadyuva en las acciones emprendidas por las diversas instituciones involucradas para atender lo necesario”.

Comentarios